Savón boxearía en Miami

havana-live-savonLa principal esperanza cubana en los pesos mayores y primo del legendario tricampeón olímpico Félix Savón, sería el encargado de cerrar la velada histórica del 28 de este mes en Miami, en el encuentro entre Domadores de Cuba y Noqueadores de Estados Unidos en los cuartos de final de la IV Serie Mundial de Boxeo.
A este primer encuentro corresponderían las divisiones de 49, 56, 64, 75 y 91 kg., por lo que las plazas deberían ser ocupadas por Yosvani Veitía, Marcos Forestal, Yasnier Toledo y Ramón Luis y Savón, quien se mantiene invicto en esta justa con cinco victorias en las que ha confirmado la potencia de su pegada para ser designado el mejor púgil en lo que va de Serie Mundial. Según declaraciones a una radioemisora capitalina, el técnico nacional Julio Mena informó que para el match de vuelta en La Habana, el 4 de abril, Estados Unidos deberá traer un sexto púgil, en la categoría superpesada, de ser necesario un combate extra para el desempate, como lo exige esta etapa de play off. Ambos países desarrollaron topes bilaterales entre 1977 y 1995, año este en que se registró la primera deserción cubana cuando el púgil Diosvelys Hurtado abandonó la delegación en Miami durante la escala de regreso a Cuba. Es la segunda oportunidad en estas décadas que boxeadores en representación de la nación caribeña compiten en la Florida tras actuar varios de ellos en el denominado Match Internacional de Retadores, en 1992, en Tampa.
La última vez que una escuadra cubana de boxeo subió al ring en los Estados Unidos fue en 1999, durante el Mundial de Houston, del que los caribeños se retiraron abruptamente en las finales en protesta por lo que consideraron injustas decisiones en su contra. El año 2007 hubiera sido la última ocasión, pero ese viaje al Campeonato Mundial de Chicago se canceló luego que Fidel Castro opinara que en la Unión Americana habría “tiburones de la mafia demandando carne fresca”, en medio de los ecos por la deserción en los Juegos Panamericanos de Río de Janeiro de los boxeadores Guillermo Rigondeaux y Erislandy Lara, deportados por Brasil a Cuba. Protagonistas de aquellos sucesos se encuentran instalados ahora en Miami deseosos de presenciar el tope de ida entre Cuba y Estados Unidos en el auditorio de los Miami Heat: Lara en el mismo 2007 y Rigondeaux un año después, abandonaron la isla vía marítima para iniciar una carrera profesional en la llamada “Ciudad del Sol”; el entonces director técnico de la Selección cubana, y también en los Juegos Olímpicos de Beijing, Pedro Roque, dirige ahora la de Estados Unidos, y el promotor turcoalemán Ahmet Oner, el principal reclutador de los campeones olímpicos y mundiales desertores, prolongó también su empresa hacia el sur de la Florida.

por MIGUEL HERNÁNDEZ Erislandy Savón