Sábanas blancas (y otras 9 canciones) por el cumpleaños de La Habana

havana-live-sabanas blancasLA HABANA, 17 Nov. Estamos a punto de celebrar el aniversario 500 de la capital de todos los cubanos. Mientras algunos habaneros, y de otras provincias, le dan vueltas a la ceiba plantada en El Templete, y piden un deseo con la mente puesta con mucha fe en todo lo bueno que tiene que estar al llegar, como dice otra canción de moda.

En la selección que le proponemos a todos los cubanos enamorados de La Habana, hay unas canciones más conocidas que otras, pero es sintomático la cantidad de obras, muy populares, dedicadas, en los últimos veinte años, desde la nostalgia y la preocupación, a una ciudad lastimada por el tiempo, la indiferencia y el maltrato , pero todavía hermosa.

1.    Sábanas blancas, el famoso guaguancó compuesto por Gerardo Alfonso, y en su propia voz, es una suerte de himno del habanero ausente, sobre todo en aquel fragmento donde dice “yo te juro que voy a morirme de amor, y de ganas, de andar tus calles, tus plazas, y tus lugares…”

2.    Hoy mi Habana, compuesta por Juan Antonio Quesada, y en la voz de Xiomara Laugart, fue un estribillo sentidamente patriótico, auténtico, para los cubanos a finales de los años ochenta, con su letra de inspiración romántica y añeja.

3.    No deben ser muchos los exiliados, sobre todo después de los años noventa, que han dejado de cantar, con la voz quebrada por la emoción, aquel verso de la canción Habáname, de Carlos Varela: “Habana, mi Habana, si bastara una canción, para devolverte todo, lo que el tiempo te quitó”.

4.    Si existe una canción optimista de los años setenta es La Habana joven, de Los Van Van, la hermosa descripción de un idilio en el Malecón entre un joven marinero y una futura maestra. El mundo sonreía y el futuro pertenecía por entero a los jóvenes. Después, muchas veces, Formell volvió sobre sus pasos en La Habana sí, La Habana no aguanta más, La barbacoa y muchas otras.

5.    Y si en los años setenta y ochenta las crónicas musicales de La Habana le pertenecieron a Juan Formell, los sesenta están marcados por la perfecta armonía de Los Zafiros, y aquellas bellísimas voces cantando Hermosa Habana, de Rolando Vergara. La canción volvió a ser impacto en los años noventa cuando la recicló el filme, Zafiros, locura azul.

6.    Tal vez en esta selección debió estar Esta es mi ciudad, de Equis Alfonso, con su coro resonante de “Muchacho, qué tú haces virando pa’cá”, pero nos gana la emoción del tema principal del filmeHabana Blues, porque nos remite a la historia de la película y a sus entrañables personajes que deciden entre irse y quedarse: “Hoy miro a través de ti las calles de mi Habana, tu tristeza y tu dolor reflejan sus fachadas, es tu alma y soledad la voz de esta nación cansada”.

7.    Gema y Pável cantaban al unísono, y a toda velocidad, una canción llamada Esa Habana que era una declaración de principios de los citadinos de pura sangre: “En la capital respira en cada patio colonial, como una historia crecida buscando libertad. Es mi Habana una aventura que no quiere terminar, una mezcla de culturas y nostalgia por los que se van”.

8.    Andar La Habana, compuesta por Ireno García, fue el tema de despedida, porque Sábanas blancas era el de comienzo, de un muy notable programa de la televisión cubana, y además el título se convirtió en una frase al uso cuando uno pasea por la ciudad en busca de algo que no encuentra. Eusebio Leal nos redescubría la verdadera historia de una ciudad con toda la grandeza de los personajes de los que nunca nos hablaron en la escuela.

9.    Miriam Ramos tal vez haya sido la única cantante que le dedicó un disco en pleno a canciones compuestas para rendirle homenaje a la ciudad. Entre los diversos temas del disco figura su propio aporte como compositora e intérprete En mi canción retozas.

10.    Los miles de admiradores que Silvio Rodríguez tiene, y tendrá, exigirían que figure en esta listaEsto no es una elegía, que es una canción de amor difícil pero tiene una estrofa donde la ciudad materializa la obsesión del enamorado: “Tú me recuerdas  las calles de La Habana Vieja, la Catedral sumergida en su baño de tejas, tú me recuerdas las cosas, no sé, las ventanas, donde los cantores nocturnos cantaban, amor a La Habana”.

Hay muchas otras memorables y tal vez más actuales, y seguramente se me olvida alguna importante que recordará el lector, cuyas canciones preferidas dedicadas a La Habana tampoco tienen que ser estar diez. Pueden ser otras. Pero seguramente coincidiremos en algunas.
Tomado de Cybercuba http://www.cibercuba.com/lecturas/sabanas-blancas-y-otras-9-canciones-por-el-cumpleanos-de-la-habana