Rehabilitados cientos de kilómetros de redes para el abasto de agua a La Habana

LA HABANA, 21 ene (RHC) Casi mil 300 kilómetros de redes, fundamentalmente en zonas con abasto deficitario y bajas presiones, se rehabilitaron en la capital en el 2016, informóJavier Toledo Tápanes, delegado del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INRH) en la provincia.

En declaraciones a la prensa el funcionario afirmó que las nuevas tuberías son de tecnología de polietileno de alta densidad, las cuales resultan más resistentes y de mayor calidad, subraya la Acn.

Preciso que en 2017 se deben reparar 154 kilómetros de redes hidráulicas, y entre las obras a ejecutar se encuentra la rehabilitación en la zona baja del municipio de Plaza de la Revolución, donde la cercanía al mar de las tuberías, de hierro fundido, provocó su deterioro y la ocurrencia de salideros, bajas presiones y obstrucciones, de ahí la necesidad de sustituirlas.

Según la ingeniera Dania Durán Llanes, subdirectora de inversiones de la empresa Aguas de La Habana, las labores en este territorio son de más de 20 kilómetros y cuenta con varias etapas, una primera a partir de Línea desde Malecón a G, la segunda hasta Paseo y la tercera hasta calle 24, para luego pasar a la parte alta de Plaza.

El primer tramo comenzó el 14 de enero y ya se cambiaron 550 metros de tuberías, con lo cual existe mejoría en la prestación del servicio, señaló Durán LLanes.

Explicó que en seis kilómetros de calles secundarias se van a sustituir las redes, además que acometerán el programa de metraje en la zona.

La inversionista de Aguas de La Habana manifestó que el proyecto está previsto hasta octubre, pero si reciben el autorizo para trabajar en avenidas como Línea y Calzada, muy transitadas, intentarán culminarlo antes de ese mes.

En estos momentos laboran dos brigadas integradas por varias cuadrillas, para un total de cerca de 25 trabajadores; sin embargo, solo una concluirá el proyecto pues la otra deberá realizar obras de operaciones, dijo la ingeniera.

Anteriormente, “eran 1500 litros por segundo los que se perdían cada día en la capital.”