¿Quién estafa a quién? se preguntan los cubanos sobre acusaciones de ETECSA

31ec0b93-0170-4167-8694-e02ce8f0170e_w987_r1_s

Foto EFE

LA HABANA, 22 nov La nota publicada en Juventud Rebelde sobre las supuestas pérdidas millonarias de la empresa estatal a causa de Cuballama se está revirtiendo en contra del monopolio estatal de las telecomunicacionesen Cuba.

Las acusaciones contra la firma Cuballama por causar supuestas pérdidas millonarias a la Empresa de Telecomunicaciones de Cuba (ETECSA) se están revirtiendo en su contra, y ahora el balón está en la cancha cubana debido a losaltos precios que impone con su monopolio en la isla.

El artículo publicado por Juventud Rebelde reabre también la polémica sobre la responsabilidad social de los medios y reporteros en la prensa oficial, a menudo criticados por no tocar a fondo los problemas que aquejan a la mayoría de los cubanos.

Entre comentarios sarcásticos y severas críticas se movieron los lectores del diario oficialista, en respuestas a las declaraciones de funcionarios asegurando que las tarifas significativamente más bajas de Cuballama son posibles gracias al empleo ilegal de los dispositivos Simbox.

El diario dijo incluso que estos dispositivos son introducidos de manera “subrepticia” en la isla, y que con ellos se crean supuestamente una pequeña central telefónica que se conecta al exterior via Internet utilizando tarjetas SIM locales.

Cuballama, una subsidiaria de Techrrific Inc basada en Canadá, negó rotundamente las declaraciones. Incluso dijo que el reportero mintió porque la firma sí respondió vía correo electrónico las preguntas enviadas por el autor de la nota.

“Si los precios fueran adecuados ningún negocio de estos prosperaría; así de sencillo”, agregó.

En declaraciones al diario El Nuevo Herald, el CEO de Cuballama, Víctor Manuel Castro Vaquero, dijo que “no hay nada truculento” en la operación.

“El cien por ciento de nuestro tráfico entra por las vías formales de ETECSA (…) No tenemos ninguna Simbox en Cuba”, subrayó. Estos dispositivos serían muy fáciles de detectar y ubicar porque trasmiten su localización así que “estas cajitas no durarían ni un día”, añadió.

El empresario, un economista cubano que emigró hace más de una década según El Nuevo Herald, dijo que compran “tráfico a otras compañías“, entre ellas Telefónica, Orange y Verizon.

Además, dijo que su compañía ofrece precios más bajos que la competenciaaprovechando promociones de sus proveedores, vendiendo a precio de costo o incluso ” a golpe de perder dinero” con algunas de sus tarifas.

Castro Vaquero explicó que su empresa puede ahorrarse los costos en salarios y otros gastos administrativos de las grandes compañías telefónicas.
http://www.martinoticias.com/a/cuba-telecomunicaciones-cuballama-fraude-reaccion/134004.html