Primer ministro japonés habla con Fidel Castro

El primer ministro de Japón, Shinzo Abe, se reunió el jueves con el gobernante Raúl Castro y conversó con su hermano, el líder histórico Fidel Castro, sobre la eliminación de las armas nucleares, en el marco de una visita a la isla para relanzar losnexos bilaterales.

Los medios locales publicaron tres fotos en las que Fidel, en chaqueta deportiva blanca y camisa a cuadros, aparece sentado en la sala de su casa, en el oeste de La Habana, conversando con Abe, quien llegó a la isla la tarde del jueves.

“En un diálogo franco”, Abe y Fidel Castro “intercambiaron sobre las complejidades y los peligros que vive el mundo y la necesidad de fortalecer los esfuerzos dirigidos hacia la eliminación de las armas nucleares y la preservación de la paz”, señaló un comunicado oficial leído en el noticiero de televisión.

Asimismo, abordaron “las centenarias relaciones” entre Cuba y Japón, “que continúan desarrollándose” con el viaje de Abe, primer jefe del gobierno japonés en visitar la isla, añadió el texto.

El miércoles, al intervenir en la Asamblea General de la ONU, el primer ministro japonés afirmó que el mundo debe encontrar “nuevos medios” para detener la amenaza de Corea del Norte, luego de los ensayos nucleares y de misiles por parte del régimen de Pyongyang.

Cuba es uno de los pocos países que mantiene vínculos cercanos con Corea del Norte.

Fidel, de 90 años y quien está alejado del poder hace una década, también recibió el lunes en su casa al presidente iraní Hassan Rohani.

Abe también fue recibido este jueves por Raúl Castro en el Palacio de la Revolución de La Habana, y sostuvieron conversaciones oficiales.

“En un clima cordial, intercambiaron sobre el buen estado de las relaciones cubano-japonesas, y expresaron la disposición de continuar trabajando por su ampliación”, y “abordaron temas de la actualidad internacional”, señaló otro comunicado oficial.

En una declaración publicada por el diarioGranma previo a su llegada a la isla, Abe destacó que el objetivo de su visita era “abrir una nueva página en las relaciones” bilaterales.

Entre 1970 y 1985, Japón fue el segundo socio comercial de Cuba pero la relación decayó significativamente por el deterioro de las condiciones económicas en la isla caribeña, que enfrentó una severa crisis tras la caída del bloque soviético a inicios de los 90.

En 2015 los intercambios apenas alcanzaron los 66 millones de dólares, de los cuales 43 millones fueron exportaciones japonesas a Cuba. La Habana exporta a Tokio tabaco, café y pescado, y le compra principalmente maquinaria.

El lunes, Japón y Cuba alcanzaron un acuerdo para la reestructuración de la deuda bilateral, según el cual Tokio anulará en un plazo de 18 años el 65.9% del pasivo de 1,781 millones de dólares.

Cuba deberá pagar a Japón 606 millones de dólares, de los cuales 249 millones serán depositados en un fondo de inversión para las empresas japonesas en la isla, según el gobierno japonés.