‘Obama no cambiará la política migratoria hacia Cuba’

vocera_dpto_de_estado_usa_1LA HABANA, 22 julio (DDC) El Gobierno estadounidense no contempla desmontar la Ley de Ajuste Cubano que otorga beneficios migratorios especiales a los cubanos, y cualquier cambio en la política al respecto no ocurrirá durante la administración de Barack Obama, dijo una funcionaria de: Washington.

“La política del Gobierno de Estados Unidos es mantener la Ley de Ajuste Cubano, no hay cambio previsto alguno a esta ley, no hay cambios a nuestras leyes migratorias, pero es importante que trabajemos con otros gobiernos de la región para asegurarnos que estamos tratando juntos de respetar los derechos humanos de los emigrantes”, dijo Lydia Barraza, portavoz del Departamento de Estado.

Barraza habló en Miami con el canal de noticias Telemundo 51 a raíz del primer aniversario del restablecimiento de relaciones diplomáticas entre los gobiernos de Cuba y Estados Unidos, con la apertura de embajadas en Washington y La Habana el 20 de julio de 2015.

La vocera declaró que un cambio de política migratoria es algo que no ocurrirá durante la administración del presidente Obama.

Dijo que las condiciones del pueblo cubano están cambiando lentamente.

“No vamos a ver todos esos cambios en un año, pero sí vamos a ver que cada día los cubanos tengan un poco más de acceso a oportunidades económicas que le crean cambios en sus vidas”, agregó la funcionaria.

Sobre el tema de los derechos humanos en la Isla comentó que sigue siendo “la principal preocupación del Gobierno estadounidense” y que es un aspecto que corresponde al Gobierno cubano superar, lo mismo que el de garantizar mejoras en las condiciones de vida de los residentes en la Isla.

“Es una prioridad máxima para el Gobierno de Estados Unidos”, señaló Barraza. “Cuando el presidente (Barack Obama) visitó La Habana, en su discurso al pueblo cubano habló sobre la importancia de la libertad de cada persona para elegir a sus líderes, y de la libertad  de expresión”.

Barraza indicó que la repatriación de fugitivos, la emigración ilegal y la protección de los derechos humanos, son los mayores obstáculos que enfrenta en estos momentos el proceso de normalización de relaciones entre ambos países.

El miércoles, la secretaria de Estado adjunta en funciones para Latinoamérica, Mari Carmen Aponte, dijo en otra entrevista con EFE que ve posible un cambio de la política migratoria hacia Cuba en un futuro, una vez que se hayan normalizado completamente las relaciones Washington-La Habana y el embargo haya sido levantado.
Foto:Cibercuba