Nuevos servicios en la biblioteca central de la Universidad de La Habana

biblioteca-de-la-universidad-de-la-habanaLA HABANA, 23 Nov. La biblioteca central de la Universidad de La Habana diseñó un nuevo portal desde el cual se puede acceder al 70 por ciento de los servicios que ofertan entre los que está la consulta al catálogo electrónico.

Está incluido, además, un servicio especializado a las diferentes categorías de usuarios identificados como editores, bibliotecarios, estudiantes, profesores e investigadores.

“A partir de una serie de preguntas identificadas les facilitamos acceso a un grupo de recursos electrónicos que seleccionamos y que existen en acceso abierto dentro de la red de redes para el acceso a esa información y guiarles en el proceso de resolución de sus necesidades”, aseguró la máster Yohannis Martí la Hera, directora de Información de la Universidad de La Habana y de la biblioteca en cuestión.

La directiva señaló que también están a disposición de los usuarios el depósito institucional que comenzó siendo el proyecto de tesis doctoral y actualmente abarca las de maestrías, especialidades y próximamente se incluirán los trabajos de diplomas.

Yohannis Martí dijo también que cuentan con varias colecciones como la del fondo general que tiene más de 80 mil títulos y 300 mil ejemplares, así como, la de libros raros y valiosos que los atesora desde el siglo XV hasta el XIX con más de ocho mil títulos y 10 mil ejemplares, y una colección de publicaciones seriadas con 300 mil títulos y aproximadamente más de 200 mil ejemplares.

Otro logro de la Biblioteca fue recuperar la Sala de Lectura, devuelta a su estado original luego de un proceso de restauración desarrollado por la Oficina del Historiador de la Ciudad, que incluyó el techo abovedado de esa parte del edificio que enclaustró por más de cuatro décadas los murales Prometeo encadenado y Prometeo raptando el fuego, del pintor cubano-español Domingo Ravenet Esquerdo una de las figuras más sobresalientes de la primera vanguardia artística en la Isla. Cubiertos a principios de la década de 1960 por “razones de iluminación y acústica”, los murales vieron nuevamente la luz.

Indicó que existe una tendencia general que disminuya la visita al espacio físico de la biblioteca, de hecho en la actualidad se tienen sólo unos 100 visitantes diarios pero a nivel anual estamos cerca de 12 mil menos que en su época de esplendor incluyendo los extranjeros que no se registran con el resto de los usuarios pero visitan las instalaciones con el objetivo de conocer la historia, el edificio y los valores patrimoniales.

“Puede decirse que lo anterior se debe a que cada vez más las personas utilizan los medios informáticos que tienen a su disposición para acceder a los recursos que están disponibles en línea en las bases de datos, acceso abierto y textos digitalizado”.

A este análisis agregó: “A ese comportamiento influye la tendencia que existe hoy en el mundo de producir contenidos y ponerlo a la consideración libre de quienes quieran consultarlo”.

La situación-dijo-, constituye un reto para todo bibliotecario, y la manera de enfrentarlo es poniendo la biblioteca también en este mundo moderno e incluirla en la plataforma de redes más conocidas; actualmente tiene su perfil en Facebook, twitter, y otras que son redes de asociaciones no sólo con carácter lúdico, sino de profesionales para que también desde allí facilitemos el acceso y promocionar los servicios.
http://www.radiorebelde.cu/noticia/nuevos-servicios-biblioteca-central-universidad-habana-20151122/