Nuevos modelos de Ladas serán destinados al turismo en Cuba

LA HABANA, 25 sept. (Cibercuba) Una buena parte de los Ladas Vesta y Largus que llegarán a Cuba procedentes de Rusia, serán destinados al servicio de taxis del sector turístico en La Habana, dijeron a CiberCuba funcionarios de empresas de transporte público de la capital.

Estos modernos modelos de autos Lada serán distribuidos en la nación caribeña tras la reciente firma de un convenio entre la empresa rusa de automóviles AvtoVAZ y las autoridades cubanas.

Los medios que dieron a conocer la noticia explicaron que estos autos iban a ser usados en Cuba como taxis, pero no ahondaron en más detalles sobre el destino final de estos vehículos con una alta reputación en la antigua URSS y otros países de Europa.

En Cuba la información se supo rápidamente entre los choferes de taxis y la población. “Pensamos que quizás iban a ser distribuidos en las piqueras pero nos han dicho que finalmente serán enviados a los hoteles y a otras esferas del turismo”, dijo uno de los choferes que trabaja en Plaza de la Revolución.

Los Ladas Vesta y Largus son dos de los modelos de autos más vendidos en Rusia y antes de su entrada al mercado fueron probados por el presidente Vladimir Putin.

La empresa AvtoVAZ, encargada de la distribución de estos novedosos automóviles, tiene concesionarios en Cuba desde hace décadas.

La agencia Reuters explicó que el primer lote de estos modelos, compuestos por 300 autos, llegaría a Cuba en mayo y se sometería a “prueba”.

“Los primeros ejemplares llegarán a la isla en mayo y pasarán a disposición de las compañías de taxi, de coches de alquiler y compañías turísticas. Si pasan la prueba con éxito se tomará la decisión para la adquisición de más coches rusos. El contrato del nuevo suministro podría firmarse en 2018”, dijo la agencia británica

La última vez que Rusia había vendido autos a Cuba fue hace 12 años. Ahora nos preguntamos cómo volver a este mercado, dijo el presidente del consorcio AvtoVAZ, Nikolái Mor, durante una reciente presentación en La Habana citada por Reuters.

El Lada Largus cuesta 10.000 dólares en Rusia y el Lada Vesta, 11.000 dólares.

El diario ruso Sputnik publicó una nota en la que dejaba abierta la posibilidad de la compra de estos vehículos por el sector privado, pero esa opción no se concretará al menos en el primer envío de estos autos a la Isla.

Los cubanos conocen perfectamente la marca Lada pues desde 1959 los viejos modelos junto a los Moscovich y Polski, fueron enviados por la antigua Unión Soviética a su aliado de la Guerra Fría y todavía circulan en casi todas la calles de la nación antillana .

“Cuba es un importador histórico de los automóviles producidos en la URSS y tiene mucho potencial”, dijo el vicegobernador de San Petersburgo, Serguéi Movchán, en una feria de automóviles el pasado año en Rusia, al hacer alusión a los nuevos negocios de AvtoVAZ con las autoridades cubanas.

La compañía rusa espera incrementar la venta de sus autos a la nación antillana por lo que podrían estar negociando junto a sus contrapartes en Cuba la posibilidad de abrirse al mercado privado en los próximos años.

En la actualidad el estado cubano vende modelos de autos Peugeot, con varios años de fabricación, entre los 25 mil CUC hasta 262 mil CUC, unos precios que han sido motivo de chistes y burlas entre la población cubana.