Amaury Cepeda Álvarez el nuevo rey de Havana Club

havana-live-cantineroLA HABANA, 6 junio El cantinero cubano Amaury Cepeda Álvarez ganó el XI Grand Prix de Coctelería Havana Club. Fueron 45 cantineros de 43 países, mas solo uno podía ser campeón.

La XI edición del Grand Prix de Coctelería Havana Club 2016 requería un rey, el rey de la mezcla perfecta, de una fusión que definiera la cultura y el carácter de una nación. Toda la historia y el sabor en una copa. Y como Havana Club es de Cuba como Cuba es de Havana Club, no podía ser otro que un cubano el monarca del evento.

Amaury Cepeda Álvarez, de la Taberna Yayabo, recibió el máximo honor en una contienda que bien pudiera considerarse una lucha de titanes.
El cantinero del Grupo Empresarial Extrahotelero Palmares en la provincia de Sancti Spíritus, presentó en el Hotel Nacional su coctel “Cunyaya”, en alusión a un instrumento utilizado por los aborígenes de la Isla para obtener el jugo de la caña de azúcar y que se considera el primero empleado para extraer los ingredientes, secretos en su momento y públicos ahora, fueron ron Havana Club 7 Años, jugo de naranja agria, miel y gotas de esencia. Todo vertido en un envase similar a la “cunyaya” indígena con la que molió caña de azúcar ante la presencia del jurado.

Una jarra de barro (en la que grabó el nombre del coctel) resultó el recipiente escogido, servida en un plato que tomó como base con una hoja de tabaco, otro elemento distintivo de Cuba.

Cepeda Álvarez fue además as absoluto en el concurso Fabio Delgado in Memoriam 2015, la competencia de mayor trascendencia que se realiza en Cuba. De ahí que se haya ganado el derecho de asistir al Campeonato Mundial de Coctelería IBA 2016, El Gran del Grand Prix de Coctelería Havana Club es uno de los certámenes de preparación de cocteles de más larga data y prestigio (su primera edición fue en 1996), y uno de los más grandes desafíos de coctelería a nivel mundial.

Esta edición estuvo muy reñida, pues el jurado exigía la creación de un coctel que resumiera la cubanía. Como la nación de los cocteles más emblemáticos, la identidad de la mayor de las Antillas es el resultado de una fusión de influencias que provienen desde lugares tan lejanos como España, África y Asia.

En armonía con ese espíritu multicultural, este año el tema del Grand Prix fue Havana Fusión, por lo que se retó a los concursantes a crear una mezcla clásica, a partir de la fusión de un clásico cubano, con elementos de bebidas tradicionales populares en la cultura de cada competidor. Según Jérôme Cottin-Bizzone, director general de Havana Club Internacional, esta nueva edición del Grand Prix estuvo por encima de las anteriores, debido al alto nivel de los bartenders participantes, por ello se decidió elegir a 13 finalistas y no a 10 como se tenía previsto.

Veilandas Povilas, de Lituania, obtuvo el segundo puesto en la competencia, mientras que Manan Krause, de Alemania, mereció el tercer lugar. El Premio de la Popularidad o “People Choice”, fue para Kleist Terkel, de Dinamarca. El ganador del Grand Prix recibió una botella de Havana Club Máximo, “la esencia del ron cubano”, a decir de Don José Navarro y contará con el apoyo de Havana Club para desarrollar un proyecto individual vinculado a la marca y en consonancia con sus ambiciones.

También tendrá la oportunidad de ser juez en la próxima final mundial, a celebrarse en 2018. Diseñadores de cocteles del Worlds 50 Best Bars actuaron como jueces de la competición.

Read more at: http://www.caribbeannewsdigital.com/noticia/el-nuevo-rey-de-havana-club