MUSEO DE HISTORIA NATURAL COMIENZA PROGRAMA DE VERANO

 El Museo Nacional de Historia Natural (MNHN) inauguró en su sede de La Habana Vieja, su programación especial de verano que se extenderá hasta el 30 de agosto.LA HABANA, 2 jul (ACN) El Museo Nacional de Historia Natural (MNHN) inauguró en su sede de La Habana Vieja, su programación especial de verano que se extenderá hasta el 30 de agosto.

Las actividades comenzarán en los portales de la instalación, donde el público podrá interactuar con los expertos que mostrarán ejemplares de interés, anunció la Licenciada Regla Balmori Álvarez, especialista en Comunicación.

En la lista figuran cráneos y esqueletos, murciélagos cubanos en solución líquida pertenecientes a colecciones y ejemplares taxidermiados como el Majá de Santa María, Coco Blanco, ave natural de las Américas, y Oso Melero u hormiguero.

Tras el acto de apertura oficial con el Grupo de Teatro Proa, comenzarán los juegos de participación con tesoro escondido y más tarde será la premiación del concurso Mar y Pesca, la exposición de dibujos en la Sala Infantil Colibrí y la acostumbrada piñata, explicó la funcionaria.

Con la proyección de interesantes videos en 3D sobre cuevas, en la sala Carso cubano, concluirá la primera jornada del programa, que incluye, todos los días de 10:30 a 11:30 am, y de 2 pm a 3:30 pm observaciones a través del microscopio, así como los jueves actividades con representantes de entidades colaboradoras.

En cuanto a las muestras de julio, se prevé la presentación del libro científico Arte de navegar, cuyo autor abundó acerca de las reglas y preceptos de la navegación especulativa y teórica, para lo cual –aseguraba- se debía dominar la matemática.

Con 394 páginas, esta obra fue escrita en La Habana entre 1663 y 1672, y publicada un año después en Madrid, de acuerdo con historiadores.

La fiesta por el Día de los Niños será el domingo 15 de julio a las 11 am y en ambos meses podrá disfrutarse de las Noches en el Museo, encuentros con jóvenes científicos, juegos en exhibiciones, senderos de indagación y talleres de verano para las familias sobre atractivos temas científico-culturales.

El Museo de Historia Natural de Cuba prolongó en julio de 2017 su horario nocturno más allá de las nueve de la noche y logró resultados alentadores en cantidad de visitantes.

Solo en ese mes, el primero de la etapa del verano, la instalación recibió a más de mil personas en comparación con similar temporada de 2016, según sus estadísticas.

Sobresalió en ese caso la presencia del investigador cubano Gilberto Silva Taboada, académico de Honor de la Academia de Ciencias de Cuba, quien en 2016 recibió en Nueva York el título de Doctor Honoris Causa, otorgado por la Facultad Richard Gilder de Altos Estudios, en nombre del Museo Americano de Historia Natural (MAHN).

La distinción premió la dedicación de Silva Taboada al estudio de la biodiversidad cubana y caribeña, particularmente a los mamíferos y entre ellos los murciélagos.