Mujeres… de la basura al bienestar

Mujeres… de la basura al bienestarLA HABANA, 2abr. A LAS COSAS QUE SON FEAS PONLES UN POCO DE AMOR
Llamé a mi amigo Racso y estaba durmiendo, pero con buena onda me dijo ya voy.

Venía a mi casa a arreglarme un sillón (de ahora en adelante balance) que un carpintero que vive por la calle 13, no sé si esquina a H o a I tuvo ¡tres meses en su casa! para encolarlo, lo cobró bien cobrado, y enseguida estaba a punto de desbaratarse (les sugiero que no lo usen, al carpintero no al balance).

Un día de visita en mi casa, Racso lo comprobó, y me acordé que el webmaster, poeta, periodista y loco caimanero dice que la carpintería es lo “único que estudié”. Le dije entonces “ahora me lo arreglas tú”. Eso fue un mes atrás, y este 31de marzo lo haría, mi pago sería un plato especial que le anuncié “no es un arroz con vegetales”.
Llegó, no trajo la cola y se fue la electricidad. Quedó en volver por la tardecita porque yo debía salir a las dos pm. Y ya empecé a “cabrearme”, por no decir otra palabra.

Fui a arreglarme las manos en casa de mi vecina Sandra y se me cayó mi nuevo celular LG, que me regaló Richard (otro amigo) y que Juany, el dulce ingeniero en telecomunicaciones (¿tengo que decirlo?: mi amigo) puso al kilo, porque logró extraer los contactos de mi adorado Blackberry (viajó desde Alemania para mí con Jose y Jorge), un teléfono que fue a dar al piso no sé cuantas veces sin que le sucediera nada, pero ya tenía problemas de volumen.

Recogí el LG desparramado por el piso y fui a la Clínica de los celulares de la avenida G, allí donde siempre me han tratado bien y no son careros, de hecho pusieron a andar mi celular y no cobraron nada.

Pero ¿estaba yo en condiciones de ir al cine Charles Chaplin, en almendrón, bajo el sol, con calor, a la premiere de un documental?. La respuesta hubiera sido NO, pero se trata de Mujeres… de la basura al bienestar, de Lizette Vila, una de las dos personas que reconozco como jefa (la otra es Jorge Oliver) y que me diría de todo si no iba… ¡imagínense!. A la una y un poquito la llamé y casi me gritó “ven que ya voy a abrir al cine”.

Llegué, vi pocas personas afuera, me asombró y en eso Lizette se asoma al vestíbulo y me dice ven. Cuando entré ¡no lo podía creer! en la platea, hora y tanto antes de empezar el documental había poquitos de sillas vacías, reservados ya. ¡Que clase convocatoria tiene esta mujer del mundo audiovisual que arrastra a públicos de diversas profesiones y cosmovisiones!.

Mirtha Ibarra, esa estrella del cine, llegó a las 2 y 30, le vi señalan do su reloj y Lizette tuvo que buscarle un hueco. Allí estaban también Augusto Blanca, Maracas, Roberto Smith, Marta Campos e incluso una militante del activismo social que viajó desde Texas, sólo para esa presentación, entre otras tantas personas reconocidas y las protagonistas de la pieza. Asistieron diplomáticos también, supongo que de Canadá, Suiza…, de ONG que colaboran con Palomas.Mujeres… de la basura al bienestar

A las tres en punto Lizette anunció que empezaría en 15 minutos. Ya en los pasillos de la sala había hileras de las sillas de metal del cercano centro Fresa y chocolate. Todos los espacios estaban llenos, entonces llamó a su locutor estrella, (igualmente mío) Marino Luzardo, y los aplausos estallaron porque además de un profesional excelente es muy popular. Él convocó a Marta Araujo, carismática (y también popular), que fue ovacionada.

Es que cada presentación de una obra del Proyecto Palomas se convierte en un show ¡como debe ser!. Marino “arrancó la actividad”: “Buenas tardes a todas y a todos… La Embajada de Canadá en Cuba, CARE Internacional, El Proyecto Con tus Propias Manos de la Editorial de la Mujer, El Programa de Equidad de Género con Incidencia Nacional (PEGIN), Con el apoyo de la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación (COSUDE), El Instituto Cubano del Arte e Industria Cinematográficos, OXFAM, La Embajada del Reino de los Países Bajos, El Centro Félix Varela, La Filial Habana de la Asociación Cubana de Producción Animal, entre otras solidarias colaboraciones.

Y la realización del Proyecto Palomas, Casa Productora de Audiovisuales para el Activismo Social, les invitan a la Exhibición Especial del documental Mujeres… de la basura al bienestar, de las realizadoras Lizette Vila e Ingrid León, con textos de Sara Mas, narrados por Yuliet Cruz y Obelia Blanco.”

Entonces Marino habló de lo que vi de pasada al llegar, pero con el atolondramiento que fui no reparé mucho, lo disfruté al salir. En el vestíbulo se mostraba la Exposición Colectiva 3R. La Capital sufre con la Basura y queremos darle todo el Amor, de artistas de la plástica (José Omar, Nadia García, Alicia de la Campa, y Janel Loretta), ilustraciones de Brady Izquierdo; fotos de Laura Capote, Laura Alejo y Humberto Mayol; registros visuales de activistas sociales y creaciones de diferentes proyectos (Acualina, por un Mar de conciencia; Ponte Verde, Gestión participativa de residuos en Micro X, Alamar y Pensando en ti, del Balcón Arimao) con la Dirección de Humberto Mayol y la Producción de Claudio Garzer.

Marta se encargó de presentar la cinta que refleja un conjunto de imágenes facilitadoras de una conciencia y una justicia ambiental, de la necesidad y urgencia de una economía circular, que son las iniciativas de las 3R: Reducir, Reutilizar y Reciclar, un reclamo a la participación responsable y comprometida de la ciudadanía y de las instituciones para generar un Modelo sostenible de bienestar.

Con más de 80 piezas audiovisuales entre documentales, crónicas, reportajes, publicidad, Lizette (desde hace un tiempo junto a su hija Ingrid) tiene la facultad especial de filmar lo diferente. Su obra que puede dibujar la belleza de la orfebrería, también como Teresita Fernández canta “Basurero, basurero que nadie quiere mirar/Basurero, basurero que nadie quiere mirar/ pero si sale la luna, pero si sale la Luna…

Pero si sale la luna tus latas van a brillar (…)A las cosas que son feas ponles un poco de amor/ A las cosas que son feas ponles un poco de amor/ Y veras que la tristeza, y verás que la tristeza../Y verás que la tristeza va cambiando de color.”

De eso trata esta última pieza que bajo el lema Reducir, Reutilizar y Reciclar realiza un llamado desde el ecofeminismo a la cultura ambiental que propicia tres aspectos esenciales: que mujeres y hombres (jubilados o no) puedan ganar mucho más porque lo que reciben apenas le alcanza; aprovechar lo que extraen de la basura como materia prima y convertir en obras bellas lo aparentemente inservible.

En 34 minutos la obra se adentra en historias de “vida de mujeres cubanas, quienes, por sus representaciones tradicionales, son las que más interactúan con la basura, viven y conviven con ella, viven de ella, se encargan de ella y proponen soluciones.”

Pero, hay más: con elegancia y dulzura las realizadoras llaman la atención sobre la basura que en algunos lugares inunda a La Habana, y que tiene causas de conciencia ciudadana sin apartar que institucionalmente se debe hacer más y sólo un ejemplo ¿cómo no va a existir fondos para pagar a quienes recolectan materias primas?. De todas formas, Yuliet, esa excelente actriz que es “la voz de La Habana” logra que hasta lo feo sea bello en la capital de todos los cubanos.

No dejen de ver Mujeres… de la basura al bienestar, supongo que después de su estreno se transmitirá por la TV también, entonces entenderán por qué un sábado que nació atravesado terminó muy bien. Al atardecer Racso me dejó el balance listo para que no se rompa en mucho tiempo, y mientras comíamos y disfrutamos de un vino, Danae, la amante, novia, esposa de mi compinche caimanero, y yo nos enfrascamos a hablar de El Capital, la filosofía, la historia… el mar (no el de la telenovela).

Terminé dándole otro ejemplar (estoy segura le di uno) de Moro, el gran aguafiestas, y en cualquier momento habrá un nuevo convite para hablar de la vida que siempre es bella, como demuestra Lizette con su obra, que cuando nadie lo hacía se detenía en los transexuales, Down, limitados físicos motores, porque ocupan un espacio en nuestro planeta y no sólo necesitan respeto… también amor.

Tomado de icrt