Muchos de los vuelos de American a Cuba van con la mitad de los asientos vacíos

aa1LA HABANA, 16 oct. American Airlines lleva poco más de un mes volando a cinco ciudades cubanas, pero hasta el momento sus aviones vuelan a menos de la mitad de su capacidad.

Con 56 vuelos semanales a varias ciudades de la isla y cinco diarios más programados a La Habana quedeben comenzar en noviembre, American apuesta en grande al mercado cubano.

Se espera que otras grandes aerolíneas entren al mercado y comiencen a volar a varias ciudades cubana más adelante este año, pero las única otras aerolíneas que ya tienen vuelos regulares a Cuba son Silver Airways y JetBlue, y sus ofertas son modestas en comparación con las de American Airlines.

38 de 46 vuelos de American Airlines tenían más de la mitad de los asientos vacíos

American tiene dos vuelos diarios de Miami a Holguín, Varadero y Santa Clara, y servicio diario a Camagüey y Cienfuegos. Pero de 46 vuelos diarios de American esta semana hasta el viernes por la tarde, 38 tenían menos de la mitad de los asientos llenos y algunos sólo llevaban 12 o 13 pasajeros, según registros de la Aduana de Cuba.

Como los turistas norteamericanos todavía no pueden viajar libremente a la isla, hay muchos más asientos que pasajeros. Estados Unidos permite los viajes a Cuba en 12 categorías.

“Hay mucha capacidad”, dijo Fernand Fernández, vicepresidente de Mercadotecnia Global de American, “pero también hay 50 años de demanda acumulada para explorar las bellezas de Cuba. Mucha gente tiene la idea de que Cuba es La Habana, pero las ciudades provinciales son una parte importante de lo que es Cuba y la mayoría de los estadounidenses no las conocen”.

American quiere ayudar a los pasajeros a conocer ciudades fuera de La Habana y una de sus estrategias es contar con la ayuda de agentes de viaje para vender esos destinos. El mes pasado, cuando American lanzó su servicio a cinco ciudades cubanas en cinco días, llevó a docenas de agentes de viaje en recorridos para familiarizarse con los nuevos destinos.

“[Los agentes de viaje] nos van a ayudar a desarrollar los mercados”, Christine Valls, directora de Ventas para la Florida y el Caribe de American.

Ketty Gilvey, representante de ventas de Atlantis Travel Services en Miami, fue uno de 15 agentes de viaje que volaron a Cienfuegos en American en los vuelos inaugurales del 7 de septiembre. Gilvey dijo que los cienfuegueros son cálidos, la cercana ciudad de Trinidad es hermosa y que disfrutó de caminar por el Malecón de la llamada Perla del Sur.

“Hemos recibido varias llamadas sobre viajes a Cuba”, dijo. “Yo la recomiendo; la gente quiere ver nuevos destinos y muchas personas nunca pensaron que pudieran viajar a Cuba”.

Pero como casi todos los nuevos mercados, dijo, su desarrollo demorará tiempo.

Atlantis, agregó, está en proceso de crear algunos paquetes de viajes a Cuba. “Pero creo que el mayor reto es conseguir habitaciones de hotel”, dijo Gilvey. Con aumento reciente del turismo, los hoteles están a plena capacidad incluso con varios meses de antelación.

Olga Ramudo, presidenta y jefa ejecutiva de Express Travel, dijo que personalmente no está convencida de los viajes a Cuba y no los promueve, pero que venderá viajes a la isla cuando se lo soliciten. Ramudo salió de Cuba en 1959 y no había regresado hasta que participó en uno los recorridos por Cienfuegos.

Ramudo dijo que tenía tres razones para ir: mostrar sus apoyo a American Airlines, “que que la gente va lo que el comunismo le hace a un país hermoso” y porque está interesada en ayudar directamente al pueblo cubano, especialmente los llamados cuentapropistas.

Jonathan Bedard, de Cubatodo.com, con sede en Massachusetts, también participó en el viaje a Cienfuegos. Esta compañía en Internet, dijo ofrece un paquete con descuentos de 7 días a La Habana que incluye hotel y boleto aéreos desde Miami por $999. “Se vende como pan caliente”, dijo. La compañía ofrece paquetes de cruceros a Cuba y opciones más caras que incluyen los hoteles Saratoga y Parque Central en La Habana, pero advierte que los viajeros deben reservar con tiempo suficiente.

Valls, quien también es presidenta del Comité sobre Cuba de la Cámara de Comercio del Gran Miami, dijo que otra forma de hacer que más personas vuelen en American Airlines a Cuba es aumentar las relaciones de negocios entre los dos países, y alentar al nuevo sector privado en la isla.

“Quizás hoy no sea un mercado grande, pero los cuentapropistas cubanos tienen un gran potencial”, dijo. “Si desarrollamos los negocios entre los dos países, entonces los pasajeros llenarán nuestros vuelos”.

Muchas otras cámaras de comercio de todo el país han llevado delegaciones a Cuba, y Valls dijo que la Cámara de Comercio del Gran Miami también trabaja en un plan al respecto. “La meta es hacer algo en el 2017”, dijo.

American también espera llenar más asientos en sus vuelos a Cuba aprovechando su red internacional para traer pasajeros desde Europa, Asia y Australia, dijo Fernández. “La apertura de Estados Unidos a Cuba ha creado mucho interés en la isla”, agregó.

Para American, el mercado cubano es un plan a largo plazo.

“Siempre nos hemos enorgullecido de desarrollar nuevos mercados y esperamos hacer lo mismo con éste”, dijo Valls durante un coctel que American organizó para su primer vuelo regular a la isla. “Estamos muy entusiasmados con esto”.

“Para ellos es una gran inversión en el futuro. Creo que esperan perder dinero durante la fase inicial”, dijo Bob Guild, vicepresidente de Marazul Charters, uno de los pioneros de los viajes fletados a la isla. Marazul planea eliminar por fases su negocio de vuelos fletados a la isla a finales de noviembre y ha comenzado a enfatizar en los tours y otros aspectos de viajes especializados a la isla desde que las grandes aerolíneas comenzaron a ofrecer servicio regular.

Cuba Travel Services es otra empresa de vuelos fletados que se está retirando del sector. Michael Zuccato, gerente general de CTS, pronostica a medida que más aerolíneas comiencen sus vuelos regulares a Cuba, habrá que hacer ajustes. “Creo que pudiera haber muchos asientos vacíos, mucha competencia en todas las rutas’.

Para llenar sus aviones, American sabe que tendrá que contar no sólo con nuevos pasajeros que nunca han visitado Cuba, sino atraer a a los pasajeros tradicionales de los vuelos fletados, la comunidad cubanoamericana.

“La clave es ofrecer un mayor acceso a las familias y también a otras personas para que puedan disfrutar de las hermosas oportunidades que ofrece Cuba”, dijo Fernández. “Este intercambio cultural no tiene que incluir la política”.

Ganarse a esos clientes cubanoamericanos, especialmente a los de más edad, pudiera ser un reto para American y las demás aerolíneas con planes para Cuba.

Bill Hauf, director de Island Travel & Tours, una compañía de vuelos fletados, dijo que sus pasajeros no están buscando la facilidad de reservar en Internet. Pagan en efectivo y van a la oficina a conversar con los empleados, quieren viajar en vuelos que salgan temprano por la mañana, para aprovechar el primer día completo en Cuba, y viajan con mucho equipaje facturado, además de que planean sus viajes con mucha anticipación.

Aunque algunas compañías de vuelos fletados han salido del negocio con el comienzo de los vuelos regulares, Hauf planea continuar. “Hemos hecho un mejor trabajo en servir a nuestros clientes”, dijo.

“Para llenar los asientos, las aerolíneas tendrán que atraer a una clase diferente de pasajeros”, dijo Zuccato, cuya compañía está ayudando a los pasajeros de American Airlines con las exigencias de visa de Cuba. “Con estos nuevos vuelos se pueden tener pasajeros en Nebraska que reserven boletos a Cuba, y el agente de boletos en Nebraska no va a saber nada de los viajes a Cuba”, dijo.
Tomado de http://www.incubatoday.com/espanol/article108485887.html