Moscú negocia con La Habana, Caracas y Managua para ampliar sus bases militares en el exterior

havana-live-victor-leonov1Un buque espía de la Marina de Guerra rusa visita discretamente La Habana. Rusia tiene planes de ampliar el número de bases militares en el exterior y actualmente sostiene conversaciones sobre este asunto con los Gobiernos de Cuba, Venezuela, Nicaragua, Vietnam, islas Seychelles y Singapur, declaró este miércoles el ministro ruso de Defensa, Serguei Shoigú, informa la agencia RIA Novosti.
“Planeamos aumentar la cantidad de las bases militares. Además de Vietnam y Cuba, planeamos ampliar su número con otros países como Venezuela, Nicaragua, islas Seychelles y Singapur”, dijo el ministro. Subrayó que las conversaciones ya están en marcha y que Rusia está cerca de la firma de los acuerdos respectivos. Actualmente, Rusia tiene bases militares en Armenia, Tayikistán, Kirguizistán y Siria. Además, en la península de Crimea, en Ucrania, Rusia tiene la base de su Flota del Mar Negro. Buque espía de la marina de guerra rusa, anclado en La Habana.
Por otra parte, el buque de inteligencia CCB-175 Viktor Leonov, de la Flota Norte de la Marina de Guerra de Rusia, llegó el martes a La Habana, pero las autoridades cubanas no informaran sobre su arribo, reportó la AFP. El Viktor Leonov, de 91,5 metros de largo y 14,5 metros de ancho, se encuentra anclado en el muelle de cruceros del puerto de La Habana, situado a dos cuadras de la Catedral Ortodoxa Rusa, observaron periodistas. Este buque de reconocimiento, que navega con unos 200 tripulantes, entró en funciones en 1988 en la Flota del Mar Negro, pero siete años después fue transferido a la Flota del Norte, según medios noticiosos rusos.
Ni las autoridades ni la prensa cubanas han informado sobre la presencia del buque en La Habana, a diferencia de anteriores visitas de navíos de guerra de Rusia. En agosto pasado una flotilla de la Marina de Guerra de Rusia encabezada por el crucero lanzamisiles Moskva (Moscú), realizó una “visita amistosa”. El Moskva incluso pudo ser visitado por los cubanos en el Puerto de La Habana.
Moscú y La Habana fueron estrechos aliados durante 30 años durante la Guerra Fría, hasta la desaparición de la Unión Soviética hace dos décadas. Tras un distanciamiento durante el gobierno de Boris Yeltsin (1991-1999), reanudaron sus lazos políticos y económicos, así como la colaboración militar.
En diciembre de 2008, tres navíos de guerra rusos, encabezados por el destructor Almirante Chabanenko, visitaron la Isla 20 días después de que el entonces presidente ruso, Dimitri Medvedev, y Raúl Castro relanzaran las relaciones bilaterales.