MI PAPA – UN HOMBRE DE PUEBLO

havana-live-papaLA HABANA, 20 Sept.  (Aylet Rodríguez González) Alegría fue el calificativo que expresó la joven de diecisiete años, Cintia Ramón, al preguntarle de la visita del Papa. “Soy de Santa Clara y es la primera vez que vengo a la Habana”.

Me decidí a hacerlo porque deseaba mucho verlo. Al escucharlo sentí algo de especial y de misericordia en sus conmovedoras palabras “, señaló la también creyente de la religión católica.

La vida, en ocasiones, nos da la oportunidad de estar cerca de personas y personalidades tan importantes como el Papa Francisco, para mi Jorge Mario Bergoglio y no porque lo conozca mucho tiempo, sino porque parece ser un hombre que es y vive en el pueblo, con su gente.

Su nobleza de alma conmovió a esta periodista justo cuando trataba de tomarle fotos y a la vez escuchar su emotiva y sincera misa, aun cuando confieso que no soy practicante de ninguna religión.
Todos los cubanos, junto a una gran representación de personas de otros países, celebramos la llegada del Papa a nuestra nación, más
allá de algo que muchos consideran la confirmación del apoyo del líder de la Iglesia católica a la distensión entre Estados Unidos y Cuba.

Admirar a tantos creyentes rezando el Padre Nuestro, deseándose la paz de Cristo mutuamente me recordó a mi abuela cuando de pequeña me comentaba: Mi niña las personas nacen y luego fallecen pero sus sentimientos perduran siempre… y así es la vida: un ir y venir de sentimientos; el mío hoy fue ese precisamente el de alegría.

Francisco es el tercer Papa que acude a la isla desde la histórica visita en 1998 de Juan Pablo II durante la cual declaró que Cuba debía
abrirse al mundo y el mundo abrirse a Cuba.

Benedicto XVI también estuvo ahí en 2012 y confirmó la postura del Vaticano de que el embargo estadounidense era injusto y sólo afectaba a los más vulnerables en la isla.
Esta visita del Papa, además de la ayuda que se sabe que tuvo en el acercamiento de Cuba con Estados Unidos, da mucha fe en que vamos a mejorar y que están cercas días mejores para el pueblo cubano.