Los cubanos veneran a la Candelaria

 Los cubanos veneran a la Candelaria

LA HABANA, 2 Feb. Hoy 2 de febrero se celebra la Virgen de la Candelaria. En Cuba, muchos la recuerdan con una vieja tradición que aún se mantiene a pesar del paso del tiempo: cortándose las puntas del cabello, para que crezca más fuerte y sano, y podando las plantas, para que igualmente sigan desarrollándose con mayor vigor.

La fiesta tiene sus orígenes en la ley religiosa judía: cuando la mujer daba a luz, quedaba impura, y por tanto, a los 40 días debía ir al Templo de Jerusalén a ofrecer en sacrificio una paloma o una torcaza, con lo que quedaba purificada.

Según la tradición católica, es en esta fecha cuando se cumplen 40 días después del nacimiento de Jesús (25 de diciembre). Por ello, María y José acudieron al Templo a ofrecer su sacrificio y a presentar al niño. Allí se encontraba el anciano Simeón, que tenía fama de sabio, quien dijo de Jesús que era “luz para iluminar a las naciones”. Por eso la Iglesia bendice las velas –las candelas- este día.

(Cibercuba)

La virgen de la Candelaria siempre fue muy venerada en Cuba. Es la patrona de cinco pueblos: Candelaria, en Artemisa; Consolación del Sur, en Pinar del Río; además de Ceiba Mocha, en el municipio de Matanzas; Morón, en Ciego de Ávila, y Wajay, en Boyeros, en La Habana.

Las festividades en su honor siempre han convocado multitudes. El cantante Willy Chirino, de Consolación del Sur, recordó en su cuenta de Facebook cómo se vivía la devoción popular en esta fecha.

“¡Esta es la mía! Todos los 2 de febrero celebrábamos en mi natal Consolación del Sur las Fiestas Patronales de La Virgen de La Candelaria. Recuerdo que mi viejo me vestía de saco y corbata para tan esperada ocasión. También era el día en que venían los cantantes y las orquestas más famosas de la época y yo me sentía más feliz que un chivo en una hortaliza”.

La Virgen de la Candelaria es también la patrona de la ciudad de Camagüey. A ella está dedicada la Iglesia Catedral de esa provincia, un templo de 400 años, que fue nombrado Basílica Menor por el Papa Francisco en 2014, y declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

No solo en Cuba se venera esta advocación mariana. El opositor venezolano Henrique Capriles también ha hecho pública su devoción en su cuenta de Facebook.

“Oh, Virgen de la Candelaria, te damos gracias, Madre y Señora nuestra; conscientes de nuestras debilidades acudimos a ti, somos tus hijos y nos ponemos en tus manos, haz que con tu poderosa intercesión sea concedido lo que solicitamos y no nos dejes sin tu amparo y maternal cuidado, para que nos eduques y logres hacer de nosotros verdaderos hijos de Dios. Amén”.