Un lobby antiembargo pide al Gobierno de Trump continuar el acercamiento a La Habana

LA HABANA, 23 feb. (DDC) Empresarios y organizaciones de Estados Unidos reunidos en la coalición Engage Cuba urgieron este miércoles al Gobierno del presidente Donald Trump a mantener el deshielo con La Habana, iniciado porsu predecesor, Barack Obama, reporta EFE.

En una misiva de la coalición, enviada al secretario estadounidense de Estado, Rex Tillerson, los empresarios destacaron que la apertura impulsada por el presidente Obama ha ayudado a los patronos de ambos países.

Engage Cuba, un lobby antiembargo, pidió a Tillerson “perseguir políticas de Estados Unidos hacia Cuba que apoyen el crecimiento en el sector privado cubano, crear oportunidades para las empresas estadounidenses y fortalecer nuestro interés nacional en la región”.

James Williams, presidente de Engage Cuba, aseguró en la carta que los cambios de regulación de Estados Unidos “han ayudado a consolidar el sector privado creciente de Cuba”, aunque no hay evidencias que apoyen esa afirmación.

Williams invitó al secretario Tillerson a tener en consideración la revisión de dicha política y a reunirse con empresarios cubanos para “entender mejor” su dinámica.

El activista agradeció a Tillerson su compromiso de revisar “de arriba a abajo” la política estadounidense hacia Cuba, como lo expresó recientemente el secretario en su confirmación del cargo en el Senado.

El directivo de Engage Cuba, que incluye a más de 400 compañías y organizaciones, opinó que el “empresariado ha despegado en Cuba en los último años, impulsando el crecimiento económico y el cambio social en toda la Isla”.

“Un tercio de la mano de obra cubana trabaja en el sector privado, ganando mucho más dinero que los cubanos que trabajan para el Estado”, añadió.

“No deberíamos perder esta oportunidad para provocar un cambio positivo en Cuba volviendo a las fallidas políticas de aislamiento de los últimos 55 años”, expresó.

La coalición está integrada, entre otras empresas, por Viacom, Comcast NBCUniversal, Masimo, Stonegate Bank, Honeywell, SAP y las cadenas de hoteles Star.wood y Accor.

Durante su campaña presidencial, Trump, prometió “revertir” los acercamientos comerciales y diplomáticos emprendidos por el expresidente Obama (2009-2017) durante sus dos últimos años de mandato.