El “Latido” de Lizt Alfonso Dance Cuba

Lizt Alfonso Dance CubaLA HABANA, 15 mayo Lizt Alfonso Dance Cuba estrenó este sábado su nuevo espectáculo Latido, que apela al efecto de disímiles emociones, desde la ausencia, el abandono, hasta el amor y la pasión más abrasadora.

Así de contrastante es Latido, una obra realizada sobre música

compuesta especialmente para ella por uno de los principales exponentes del jazz latino a nivel mundial, el saxofonista cubano César López.

La petición de una partitura propia favorece aciertos, más cuando el mismo autor y su banda, Habana Ensemble, la interpretan en vivo con rigor e intensidad marcadas, con la armonía característica del jazz y una natural fusión con los ritmos afrocubanos.

Desde el estreno de Alas, en 2006, la compañía no había incursionado en otro espectáculo eminentemente danzario, pero quien espere encontrar aquel conjunto de damas que conectaban varios estilos mediante el flamenco se topará con algo muy distante.

Tampoco Alfonso -coreógrafa y directora- recurre en Latido a sus impresionantes coros coreográficos, tan aplaudidos en el pasado, apuesta por lo que ha denominado el estilo fusión, un compendio de elementos del ballet, la danza contemporánea, el flamenco, el folclore y disímiles bailes populares.

Los últimos dos géneros se han enriquecido por la incorporación a la compañía de varones, entre ellos Oddebí García, quien fuera primera figura del Folclórico Nacional, un danzante nato que luce la identidad del país en escena, las raíces africanas de la cultura con toda la elegancia requerida.

El flamenco aparece muy poco en esta nueva creación, pues Alfonso decidió privilegiar su género de formación, el ballet, y en particular la danza contemporánea.

Merecen destaque los desempeños de Sandra Reyes, Massiel Yedra y Armando Gómez, ciento por ciento convencidos y entregados, por momentos espectaculares, capaces de sumergir al espectador con ellos en el drama.

Lizt Alfonso Dance Cuba se parece poco a la compañía de antes, pero así lo elige y acepta su directora y principal coreógrafa, mujer trabajadora que encuentra en la diferencia una virtud y domina las claves para conquistar al gran público.

Una vez más lo demostró la noche de estreno de Latido, cuando el auditorio del Gran Teatro de La Habana Alicia Alonso la aplaudió efusivo durante minutos.

El espectáculo volvió a escena este domingo y luego será repuesto dos fines de semana seguidos, de jueves a domingo, hasta el 28 de mayo próximo. (Texto y foto: PL)