La visita de Kerry: 12 horas en La Habana

KERRYLA HABANA, 14 Agosto (EL Mundo)  Menos de una hora tardaron en volver a lucir las letras de “Embassy of the United States of America” en la fachada del edificio que desde 1961 funcionaba como Sección de Intereses de EEUU en La Habana.

Esta ‘ceremonia’ sin pompa alguna y con escaso público -algunos fotógrafos- se llevó a cabo a las 4.30 de la madrugada, según informó la embajada vía Twitter. Nada que ver con la que se celebró cinco horas más tarde para vestir el mástil con la bandera de Estados Unidos, que “simboliza el restablecimiento de las relaciones después de54 años después”, según resaltó el Secretario de Estado, John Kerry, al tomar la palabra en la tribuna.

La bandera ondea con el mar de fondo desde hace unos minutos. “Cierren sus sombrillas” pedía una voz anónima por megafonía antes de que comenzase la ceremonia del izado de la bandera de Estados Unidos con numerosos público en el Malecón. Y otro tanto en el jardín de la embajada. Allí tomaron asiento los miembros de la delegación estadounidense y cubana.

El jefe de la diplomacia estadounidense subrayó que era “un momento verdaderamente histórico” para “poner a un lado las viejas barreras y explorar nuevas posibilidades”. Kerry también se dirigió a la audiencia en español, reconociendo que “EEUU acogía con beneplácito este nuevo comienzo con el pueblo y el Gobierno cubano”.
También hizo hincapié en que “no hay nada que temer” en el proceso que se inicia encaminado a la normalización de las relaciones porque serán muchos los beneficios.

Para las dos partes, apostilló, instando a aumentar las visitas, intercambiar ideas y “aprender los unos de los otros”. Antes de que se iniciase la ceremonia, Kerry se paró a saludar al sargento de artillería, Mike East, el cabo Larry Morris, y el sargento mayor de artillería Jim Tracy, que se presentaron voluntarios para recoger la bandera el 4 de enero de 1961. Invitados por el Gobierno, ellos fueron los encargados de hacer entrega de la nueva bandera, que portaba Tracy a los oficiales encargados de izarla.dt.common.streams.StreamServer

En su intervención el secretario de Estado recordó que EEUU y Cuba no son “dos pueblos enemigos ni rivales sino vecinos”. ” Es el momento de desplegar nuestras banderas y hacer ver al resto del mundo que nos deseamos lo mejor los unos a los otros”, dijo en castellano.
Durante el acto también intervino el poeta cubano-americano Richard Blanco, que participó en la segunda toma de posesión de Barack Obama. El primero en intervenir en el acto fue el encargado de negocios de la misión diplomática norteamericana en Cuba, Jeffrey DeLaurentis dio la bienvenida a Kerry, el primer jefe de la diplomacia estadounidense que llega a Cuba en 70 años, al inicio del acto formal.

John Kerry ha aterrizado en el aeropuerto de La Habana a pocos minutos de que se ice la bandera de las barras y estrellas y la delegación quede oficialmente inaugurada por el secretario de Estado. La sede diplomática estadounidense en La Habana ha amanecido esta mañana con un cartel que dice “Embajada de los Estados Unidos”.

“Nunca pensé que vería enarbolada la bandera de EEUU en este edificio. Este es el principio de un nuevo capitulo en la historia de nuestro país”, dijo DeLaurentis en su discurso. “Habrá que dar más pasos en el proceso pero este es el principio”, ha dicho el secretario de Estado a su llegada al aeropuerto de la La Habana, según Afp.

Allí fue recibido por el encargado de negocios de la embajada norteamericana en La Habana, Jeffrey DeLaurentis y funcionarios de la cancillería cubana, informó Efe. El jefe de la diplomacia norteamericana llegó a las 9.00 hora local a bordo de un avión del Departamento de Estado en el que se leía en uno de los costados “United States of America”.

Al bajar del avión, Kerry, vestido con traje azul marino, portaba un bastón porque todavía se recupera de la ruptura del fémur ocurrida durante un accidente de bicicleta en Ginebra. Kerry es el primer secretario de Estado de EEUU en arribar a Cuba en 70 años, a donde llega para la apertura formal de la embajada de su país, que comenzó a funcionar como tal el pasado 20 de julio, ocho meses después del anuncio de los presidentes Barack Obama y Raúl Castro sobre el acercamiento bilateral.

Visita oficial en Cuba Kerry comienza así su visita histórica a la isla, la primera de un secretario de Estado de EEUU desde 1945, para presidir la ceremonia oficial en esa sede diplomática, que empezó a funcionar como embajada el pasado 20 de julio.
Durante las diez horas que pasará en La Habana, Kerry prevé como primer punto en su agenda un encuentro con su homólogo suizo Didier Burkhalter, invitado al acto en agradecimiento a la contribución de Suiza como Estado protector para la defensa de los intereses de Washington en la isla, tras la ruptura de relaciones bilaterales en 1961.

Kerry además se reunirá con el cardenal cubano Jaime Ortega, máxima autoridad católica en la isla, con el canciller cubano Bruno Rodríguez, junto a quien dará una conferencia de prensa, y presidirá dos ceremonias del izado de la bandera estadounidense. La primera será la formal en la embajada situada en el Malecón habanero, y a ella asistirá la delegación estadounidense, compuesta por unos 20 funcionarios y legisladores norteamericanos, e invitados de ambos países, entre los que no se encuentran disidentes cubanos, quienes sí asistirán a un segundo acto privado más tarde.

Aunque regresará a Washington en la noche de hoy, Kerry prevé un paseo por La Habana para recibir impresiones de la realidad cubana y escuchar a quien se le acerque para conversar. La embajada Hasta hoy el edificio no ha lucido el cartel que indica su categoría de embajada ni la bandera estadounidense, que será izada hoy, 54 años después, por los mismos tres marines que la arriaron en 1961, cuando Cuba y EEUU rompieron relaciones diplomáticas, Larry Morris, Mike East y Jim Tracy.

En los alrededores de la embajada desde primeras horas de la mañana se veían reporteros, cámaras y fotógrafos de medios de todo el mundo para cubrir este evento, para que el que hay acreditados más de 500 corresponsales. Desde temprano también empezaron a congregarse en la zona cubanos que, portando banderas de Cuba y de Estados Unidos, acudieron para vivir de cerca la ceremonia, uno de los hitos en el restablecimiento de relaciones diplomáticas entre ambos países, anunciado el pasado 17 de diciembre.

También están empezando a llegar a la embajada algunos de los invitados al acto solemne de apertura, de una lista compuesta por unos 20 legisladores y funcionarios de la Casa Blanca, de los Departamentos de Estado, Tesoro, Comercio y Defensa, además de personalidades que han respaldado el proceso de acercamiento a La Habana desde el anuncio del pasado 17 de diciembre.

Entre ellos habrá cuatro senadores -el republicano Jeff Flake y los demócratas Barbara Boxer, Amy Klobuchar y Patrick Leahy- y los congresistas demócratas Steve Cohen, Barbara Lee y Jim McGovern, quienes visitaron al isla en ocasiones anteriores para promover el acercamiento. En la lista de invitados también figuran el empresario cubanoamericano Hugo Cancio y el poeta cubano Richard Blanco. Por la parte cubana, sólo ha trascendido que acudirá a la ceremonia oficial una pequeña delegación presidida por la directora para EEUU de la Cancillería de la isla, Josefina Vidal, quién encabezó las negociaciones para restablecer relaciones junto con Roberta Jacobson, la secretaria de Estado adjunta de EEUU para Latinoamérica.