La resurrección del Bar Guayabal

havana-live-cerveceria-paula-2LA HABANA, 5 Agosto  No fue en un lugar de la Mancha donde encontré a un Quijote contemporáneo.En La Habana Vieja, Antonio Alberto Almanza Ojeda, se ha propuesto restaurar y rescatar la historia del Bar Guayabal que existe desde l930 en las calles de Zulueta y Dragones.

Para ello se constituyó una cooperativa, que él preside. Junto a otros 6 asociados con años de trabajo en esa instalación, acometen la reparación general del local deteriorado.
“Hay sentido de pertenemcia muy grande, dice, han hecho acciones de albañilería, carpintería, plomería, ahorran en gastos de otras actividades que no han tenido que pagar.

En estos 14 meses transcurridos han simultaneado la reconstrucción y la actividad del bar con productos listos para la venta hasta culminar la cocina para el servicio gastronómico. Comenta Almanza que ha sido difícil, el porciento de ganancia de estos productos es muy bajo y es engorroso dar servicio y tener que parar a veces una semana para este tipo de reparación.

En ocasiones tienen que recurrir al mercado minorista a acceder a otros productos como dice la ley, según oferta y demanda para no perder clientes. A productos que cuestan un peso, le ponemos 25 centavos por encima para poder recuperar y nos quede algo.
Por ejemplo la cerveza en estos meses presentó problemas con las marcas Cristal y Bucanero , las tuvo que adquirir en la red minorista.

¿Obstáculos?, pregunto y este joven refiere: “ Al principio muchos. Estas empresas no tenían conocimiento amplio de las cooperativas y era muy engorroso, al hacer los contratos nos ponían limitaciones. En el transcurso de estos meses, con las reuniones en el Ministerio de Comercio Interior y el gobierno loccal, se fueron destrabando muchos mecanismos.

Hoy existe un mayor conocimiento del cooperativismo en Cuba, ya por lo menos hacemos contrato, tenemos personalida jurídica.. Pasa que al final no se pueden ejecutar porque no tienen la materia prima…” Añade la posibilidad de contratar a trabajadores por cuenta propia, como es el caso del Bar Guayabal con el tenedor de libros y el custodio, pero se encarecen mucho las prestaciones de otras especialidades por los materiales.

Hasta ahora no existe ningún tipo de ley que autorice a las cooperativas a hacer contratos con empresas en el extranjero, solo de Cuba. Hemos tenido reuniones con empresas del país como CIMEX, que ofrecen equipamiento, fundamentalmente refrigeración, y dan un descuento. Antonio Alberto recuenta los pasos emprendidos. Después de que la cooperativa estaba en formación se acercan al banco para ver cuál va a ser el capital de trabajo inicial que servirá para acceder a la compra de mercancías

“Tienes que presentar un flujo de caja al banco para solicitarle el préstamo. Elñ banco te lo autoriza y fija el tiempo para amortizarlo. Si el flujo de caja es bajo disminuye también el monto a pedir, porque la institución te presta hoy y a partir de mañana te empieza a rebajar de tu cuenta.” Plantea que ese es otro asunto a analizar, no hay un tiempo de gracia para recuperarse e iniciar la amortización.

La ley 27 expresa cómo va a funcionar la contabilidad de la cooperativa y Almanza subraya que ellos no tienen deudas con proveedores, pagan el fisco y la seguridad social. Por este último concepto tributan 70 pesos por socio cada trimestre, además el 10% de las ventas, más el 1 % destinado al mejoramiento del munucipio.

A este Quijote contemporáneo le insisto en cómo han sorteado el rechazo que al inicio de aprobarse la ley provocaba el concepto cooperativa entre algunos directivos, y enfatiza que el arma número uno que ellos tienen son los contratos.
“Lo más importante es que tienen una personalidad jurídica y contractual. A la hora de negociar todo esta escrito y pactado para que ambas partes sean beneficiadas y por ahí es que exijo. No tener deudas te da prestigio.

La Ley dice que en la contabilidad todos los gastos se asientan, un 60% deben tener comprobantes de su procedencia y un 40% que no hay que justificar. Lo más importante es que todo lo que se haga en la cooperativa sea legal, que lleguemos a los lugares a exigir la documentación y factura y que haya transparencia.” Antonio tiene 42 años, desde los 28 administra diversos centros gastronómicos.

Llama a la gastronomía un sector agresivo porque se manejan recursos, pero quien los administra los tiene que “tocar con la mano” para poder llevar un control. Le gusta este giro para brindar un servicio con calidad, algo que se empeña en llevar a primeros planos.. El Bar Guayabal, por su ubicacción en La Habana Vieja, se encuentra dentro del Plan Maestro de la Oficina del Historiador de la Ciudad como obra a restaurar.

Con las observaciones de sus especialistas ejecutan la reparación y el rescate de su fachada original. Debemos recuperar los aires de este bar, que se parezca lo más posible a la época, afirma Almanza.

Muy cerca se encuentra el hotel Saratoga, que en los últimos tiempos es uno de los preferidos por los viajeros norteamericanos quienes pasan por los portales y preguntan por el bar, la reparación, y cómo funciona una cooperativa no agropecuaria, nueva figura en el escenario económico del país También tienen muy en cuenta a los clientes nacionales que asisten al Teatro Martí, para que vuelvan en las noches, al terminar la función, a consumir cocteles, emparedados, café, helados.

http://www.radiohc.cu/interesantes/caleidoscopio/64797-la-habana-la-resurreccion-del-bar-guayabal