En La Pera el arte se adelanta a la tecnología

A falta de que la tecnología cumpla con las expectativas, el arte ha llegado primero al parque La Pera. (14ymedio)

LA HABANA, 29 Ago. (14ymedio) El sol arrecia y un adolescente rastrea sin éxito la presencia de una red inalámbrica.

Tras meses de espera, los vecinos del parque La Pera, en La Habana, pierden la esperanza de que se instale allí un punto de navegación a internet. Un artista se adelantó a la Empresa de Telecomunicaciones de Cuba (Etecsa) y ha colocado en el lugar un monumento a la wifi.

El nombre del parque La Pera le viene por la peculiar forma de una fruta que apenas se cosecha en Cuba. Ubicado en la calle Almendares, entre Bruzón y Lugareño, en el municipio Plaza de la Revolución, el espacio se llena cada día de familias, niños que corretean por todos lados e internautas deseosos de una “dosis de kilobytes”.

Hace meses en las Asambleas de Rendición de Cuentas del Poder Popular se anunció que el monopolio estatal de las comunicaciones habilitaría una zona de conexión a la web en el lugar. El parque vivió intensos días con la colocación de nuevos cestos de basura, la reparación de sus aceras, la instalación de lámparas y bancos, pero nada de la wifi.

A falta de que la tecnología cumpla con las expectativas, el arte ha llegado primero. El creador Yosniel Olay Mirabal, nacido en La Habana en 1987, decidió darle forma a través de una escultura a esa tecnología inalámbrica que está cambiando el rostro de las calles y plazas cubanas.

Ahora, sobre un pedestal, la figura de un hombre atento a un haz de señales reta a Etecsa para que haga realidad el sueño de miles.