La jefa de la diplomacia europea viajará en enero a La Habana

La jefa de la diplomacia europea viajará en enero a La HabanaLA HABANA, 30 dic. (DDC) La jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini, realizará los próximos 3 y 4 de enero una visita oficial a Cuba, la primera tras la entrada provisional en vigor del acuerdo de diálogo político y cooperación entre la Unión Europea y el Gobierno cubano en noviembre pasado, informaron este jueves fuentes oficiales citadas por EFE.

Durante su estancia en La Habana, Mogherini mantendrá conversaciones oficiales con el ministro cubano de Relaciones Exteriores, Bruno Rodríguez, se entrevistará con otras autoridades y pronunciará una conferencia, entre otras actividades.

En su primera jornada en la Isla, la alta representante de la UE para Política Exterior sostendrá un encuentro de cortesía con el presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular, Esteban Lazo, y dictará la conferencia “La Unión Europea y América Latina” en el Colegio San Gerónimo, enclavado en La Habana Vieja.

Ese mismo día, también en el casco histórico de la capital, visitará un centro para adolescentes financiado con fondos de la cooperación europea, con el respaldo de el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) y la Oficina del Historiador.

La reunión oficial con el canciller cubano tendrá lugar el 4 de enero y está previsto que tras el encuentro la titular europea de Exteriores ofrezca una conferencia de prensa.

Mogherini también se verá con el ministro cubano del Comercio Exterior e Inversión Extranjera, Rodrigo Malmierca.

La alta funcionaria ya estuvo en La Habana en marzo del año pasado para impulsar el diálogo político entre la UE y el Gobierno cubano, cuando ambas partes estaban próximas a concretar el acuerdo bilateral.

Cuba era, hasta la entrada en vigor del nuevo acuerdo, el único país latinoamericano que no contaba con un marco legal de este tipo para regular sus relaciones con la UE.

Negociado de abril de 2014 a marzo de 2016, según la UE este instrumento ayudará a reforzar la democracia y el respeto de los derechos humanos, y dará una plataforma común para la inversión bilateral y para cooperar más estrechamente en desafíos globales.

Su firma en diciembre del 2016 por Mogherini y por el canciller Rodríguez supuso además el punto y final de la “posición común”, la política unilateral y restrictiva que imponía la UE al régimen cubano desde 1996 y que vinculaba todo avance en la relación bilateral a que hubiera progresos en democratización y derechos humanos en el país.

Las áreas de interés común que se pueden abordar en el nuevo acuerdo incluyen las energías renovables, el desarrollo rural, el medioambiente, los derechos humanos, la buena gestión, la seguridad o la creación de empleo, entre otras.

Para la entrada en vigor plena del instrumento será necesario que lo ratifiquen los parlamentos nacionales de los Estados miembros de la Unión.