La Historia de la Habana

 San Cristóbal de La Habana,Diego Velázquez,conde de Albemarle,Real Fuerza,El Morro,Eusebio Leal Spengler,Alejo Carpentier

La Villa de San Cristóbal de La Habana, nombre con el que se bautizó La Habana en sus inicios, fué fundada en 1514 por el conquistador español Diego Velázquez. La Habana Vieja es el corazón histórico de la ciudad de San Cristóbal de la Habana.
El 16. de noviembre de 1519 la ciudad se localizada al norte, en las cercanías del puerto natural de la bahía de La Habana y bautiza como La Habana.

havana-live-old-havana-old-map Por su posición estratégica a la entrada del golf de México , hace el lugar de atadero de los buques españoles.
El oro y el dinero que transita entre Cuba y España, atraen numerosos ataques de piratas.

havana-live-phillip-ii En 1555 Jacques de Sores, pirate francés, ataca y se apodera de La Habana. La ciudad es incendiada y el Castillo de la Real Fuerza fue totalmente destruido. El rey Philippe II, en 1556, hizo reforzar los puertos principales y coloniales con un fin defensivo, y el asiento de la capitanía general española, situada al principio en Santiago de Cuba, vuelve a La Habana.

havana-live-jacques-de-sores El Castillo de la Real Fuerza ,se construyó para sustituir la Fuerza  Su construcción inició en 1558 y es el año en que La Habana es nombrada oficialmente, capital de la isla.
havana-live-francis-drake Los ataques continúan: los piratas Gilberto Girón o Francis Drake atacan los buques que van a lo largo de las costas cubanas y saquean los recursos y las riquezas de la isla. La debilidad de los españoles va a beneficiar a otras civilizaciones en la busca de nuevos territorios (Francia, los Países Bajos, Inglaterra). Los holandeses ocupan un lugar en La Habana durante un mes y una epidemia terrible se expande en la ciudad. Los esclavos se rebelan así como los agricultores que fuerzan al Gobernador a volver a España.

havana-live-albemarleEn 1762, el ejército británico, mandado por el conde de Albemarle, ataca La Habana, luego el centro de la isla. Es la guerra de siete años comienzan franceses e ingleses la cual obliga a los españoles a que se rinden. Los ingleses, victoriosos, ocuparon la capital casi durante un año trayendo cerca de 10 000 esclavos a la isla. Un año más tarde, los españoles recuperan Cuba intercambiándose por otra colonia, La Florida.  San Cristóbal de La Habana,Diego Velázquez,conde de Albemarle,Real Fuerza,El Morro,Eusebio Leal Spengler,Alejo Carpentier

havana-live-havana-sign El comercio es floreciente gracias a la numerosa mano de obra gratuita y la autorización dada por inglés a La Habana para exportar sus productos a los puertos del mundo entero. La comercialización de las culturas de tabaco y azúcar favorece el boom económico de la ciudad. Desde el siglo XVII, la ciudad se había hecho uno de los centros principales de construcción de buques del Caribe, recibió dos privilegios reales. En 1634, fue nombrada por decreto real “Llave del Nuevo Mundo y protección de la India oriental”.

En 1665, el derecho de poseer su propio escudo de armas, sobre los cuales representan, simbolizadas por tres torres, las tres fortalezas (Real Fuerza, El Morro y Punta) que defendían la ciudad.

Como es el caso de muchas ciudades coloniales ubicadas en zonas costeras, los españoles mandaron a levantar un muro al rededor de La Habana, con el fin de defender la ciudad contra los ataques de los piratas y los ejércitos extranjeros.
La muralla de la Habana construida entres 1674 y 1797, protegía un área aproximada de 3 km, correspondiente a lo que hoy se conoce como La Habana Vieja.  La muralla fué facilitar la expansión de la ciudad.

Su línea en la actualidad corresponde a la frontera de la conocida  Habana Vieja.

La cultura del café comienza en 1768 y a partir de 1818, el ron, el azúcar y el tabaco se empiezan a exportar al extranjero. Más tarde, el Siglo XIX es un periodo próspero gracias a las innovaciones tecnológicas tales como el ferrocarril, el telégrafo, el transporte público, etcétera.
 San Cristóbal de La Habana,Diego Velázquez,conde de Albemarle,Real Fuerza,El Morro,Eusebio Leal Spengler,Alejo Carpentier
La Habana Vieja parece Cádiz y Tenerife.

Alejo Carpentier la llama “la ciudad de las columnas”, pero también se podría llamar la ciudad de los portales de techo altos, paredes altas, intimidad, sombras, frescura y patios. La Habana Vieja cuenta con numerosos monumentos antiguos, fortalezas, conventos e iglesias, palacios, callejones, puertas espléndidas y muchos habitantes.

Eusebio Leal Spengler desde su Despacho de Historiador de la ciudad dirige los grandes esfuerzos que ha hecho el gobierno cubano para preservar y restaurar La Habana Vieja.

 San Cristóbal de La Habana,Diego Velázquez,conde de Albemarle,Real Fuerza,El Morro,Eusebio Leal Spengler,Alejo Carpentier

En este momento, la ciudad es una gran metrópolis de más de dos millones de habitantes y La Habana Vieja es una de las atracciones turísticas de La Habana y de Cuba.
 San Cristóbal de La Habana,Diego Velázquez,conde de Albemarle,Real Fuerza,El Morro,Eusebio Leal Spengler,Alejo Carpentier