La Habana y Cádiz

¿Quién no ha cantado aquello de “La Habana es Cádiz…”? La verdad es que ser, lo que se dice ser, no son iguales, pero ¡se parecen tanto! Hace años tuve la ocasión de enseñar Cádiz a un habanero, ¡y se sentía en casa! Lo mismo nos sucede a los gaditanos, de nacimiento u opción, cuando paseamos por la capital de la Mayor de las Antillas, como aquí se llama a Cuba.
havana-live-cadizSon profundas las semejanzas entre ambas ciudades, y volveré a escribir sobre ellas. Edificios y casas, calles y plazas y, por supuesto, el Malecón -Campo del Sur para jartarse-se parecen tanto, que si fueran piezas de un juego podrían intercambiarse y nadie se daría cuenta. Un video producido por la Diputación Provincial de Cádiz mostraba muy bien las bellezas de las gemelas, y cómo, sin pausa, convocan al viento, a olas y mareas, para decirse, en clave, sus secretos.
havana-live-night-viewPero no solo la estética une a ambas ciudades. También los desafíos que enfrentan, y sus ganas de organizar un futuro en el que la apuesta fuerte se llama turismo. La Habana es grande y su industria está apartada del Centro Histórico. Así como en Cádiz se está trabajando por liberar al Muelle de los contenedores, La Habana está transformando su zona portuaria para construir un Muelle turístico capaz de recibir los futuros cruceros. A unos 40 kilómetros, en Mariel, se construye el que será uno de los primeros puertos comerciales del Caribe.
havana-live--cadiz1Ganar la batalla del turismo no es fácil: esa victoria tiene demasiados novios. Se trata, sí, de recuperar edificios, pero, a la vez, de seguir dando pasos en la mejora de los servicios que se ofrecen y en la relación calidad-precio, de los mismos. Y, junto a ello, lanzar al vuelo la imaginación y la creatividad para ofertar algo único, casi mágico, que haga de nuestras dos ciudades algo imprescindible. Me temo que en este punto, La Habana va un poco por delante de Cádiz.
havana-live-malecon2Si vienen por La Habana, avísenme. Me encantará acompañarles y descubrir juntos las maravillas del Cádiz antillano.
La Habana parece Cádiz y Tenerife. Alejo Carpentier la llama “la ciudad del las columnas”, pero también se podría llamar la ciudad de los portales de techo altos, paredes altas, intimidad, sombras, frescura y patios. La Habana Vieja cuenta con numerosos monumentos antiguos, fortalezas, conventos e iglesias, palacios, callejones, puertas esplendidas y muchos habitantes.