La Habana se embellece para recibir al papa