La Habana y Caracas quieren instalar en la Isla una fábrica de viviendas de plástico

LA HABANA, 3 oct. (DDC) El Gobierno cubano y su aliado de Venezuela evalúan la instalación en la Isla de una planta productora de viviendas de policloruro de vinilo (PVC) que las autoridades promueven como edificaciones resistentes al impacto de los huracanes.

Según recoge la oficial Prensa Latina, La Habana y Caracas analizan la creación de la división internacional de Petrocasa Caribe y para ese fin se reunieron el lunes delegaciones en la sede de la planta de Petrocasas, ubicada en el municipio Guacara del estado Carabobo.

En la cita participaron el ministro venezolano para Vivienda y Hábitat, Manuel Quevedo, y René Meza, ministro de la Construcción de Cuba, junto a otros enviados.

La Agencia Venezolana de Noticias (AVN) señaló que el proyecto “permitirá afianzar los lazos comerciales de cooperación industrial entre ambos gobiernos en materia de viviendas”.

Quevedo explicó que la delegación cubana “está conociendo cómo es el trabajo del material PVC (policloruro de vinilo), para construir las viviendas resistentes al paso de los huracanes”.

Según el ministro venezolano, “gracias a la tecnología desarrollada en las Petrocasas, el paso del huracán Irma por la Isla, en septiembre de este año, no afectó las viviendas de policloruro de vinilo que se encuentran en esa nación”.

Las llamadas petrocasas han sido levantadas en Cienfuegos. En 2016, tras el paso del huracán Matthew, Caracas anunció que ayudaría a reconstruir barrios con este tipo de inmuebles en el municipio de Maisí, uno de los más devastados en aquel entonces por el meteoro. En febrero de este año no habían sido edificados.

En las jornadas de estos días en Venezuela, los funcionarios cubanos están intentando capacitarse sobre la técnica utilizada en ese país en la fabricación de techos para las viviendas, dijo el ministro.

Por su parte, Meza agradeció la “ayuda solidaria del Gobierno de Venezuela, ante los últimos huracanes que afectaron la isla”.

“La primera ayuda humanitaria que nos llegó fue de la hermana República Bolivariana de Venezuela, la cooperación ha sido inmensa, estaremos siempre a la orden en función del apoyo incondicional a la revolución”, dijo.

Según informó la Oficina Nacional de Estadísticas, la semana pasada, el huracán Irma dejó daños en al menos 158.554 viviendas.

La cifra es más de 3,5 veces la que dejó el huracán Matthew, que hace un año afectó 42.338 viviendas en Guantánamo.

De acuerdo con la información ofrecida de forma preliminar, hubo 14.657 derrumbes totales y 16.646 parciales. Además, 23.560 casas sufrieron la pérdidas del techo y 103.691 daños en la cubierta.

El mandatario venezolano, Nicolás Maduro, viajó recientemente a la Isla sin previo aviso para hacer entrega de una parte de los donativos de su Gobierno a su más cercano aliado, Raúl Castro. El general, que ha estado ausente de las zonas devastadas por el último ciclón, lo recibió, lo acompañó a un acto oficial para recibir la ayuda y más tarde lo despidió en el aeropuerto de La Habana.