La Fragata Libertad llegó a La Habana

havana-live-libertadLA HABANA, 2 Julio  Pasaron más de 47 años para que vuelva, pero finalmente regresó.

El buque insignia de la Armada Argentina, la Fragata ARA Libertad, amarraró este martes por la mañana al puerto de La Habana, en su primer viaje de instrucción tras el embargo que surgió en Ghana por el accionar de los fondos buitres. La fragata, que ondeaba una gran bandera argentina en la popa, ingresó a la bahía de La Habana a las 09H15 de la mañana local, luego de disparar salvas de saludo, que fueron respondidas desde tierra.
Una banda militar cubana saludó la llegada del buque al muelle, donde la tripulación fue recibida por diplomáticos argentinos y jefes navales cubanos. En 1967- cuando fue la última visita- el país caribeño se reorganizaba tras la exitosa compulsa revolucionaria de Fidel Castro y Ernesto “Che” Guevara, y la isla era dirigida por el presidente Oswaldo Dorticós Torrado.
Dorticós gobernó institucionalmente desde 1959 hasta 1975, que entregó el poder a Castro, bajo el juramento de una nueva Constitución. Un video de archivo que circula por Internet muestra en blanco y negro a Dorticós sentado en un sillón de cuerpo junto al capitán de ese entonces y otros oficiales. También se registró en fílmico el amarre -que volverá a suceder este miércoles y del que ámbito.com será testigo con una cobertura especial- y el paseo de los guardiamarinas por el Malecón, la Plaza de la Revolución y otros edificios emblemáticos de la historia cubana. Cuando el Ministerio de Defensa a cargo de Agustín Rossi confirmó la visita de la Fragata a Cuba, el embajador en la Argentina, Jorge Lamadrid, celebró la decisión. “Para nosotros era importante colocar a Cuba como destino de la Fragata Libertad, algo que no sucedía desde 1967. havana-live-libertad1
Este hecho viene a fortalecer la buena relación que tenemos entre argentinos y cubanos. La vamos a recibir con la misma hospitalidad caribeña que recibimos a todos”, destacó Lamadrid. Para el diplomático, la importancia del viaje radica en la integración regional. “La Defensa es un área en la que los latinoamericanos debemos intercambiar opiniones y cooperar en la necesidad de la integración”.
En el marco del XLIV viaje de instrucción, el itinerario del buque escuela fue planificado en dos etapas. La primera comprendió entre el primero de febrero y el 21 de junio. Durante ese plazo, llegó y zarpó de Brasil, Uruguay, Chile, Perú, Ecuador, Colombia, Venezuela, República Dominicana y México. La segunda etapa comenzó con la salida de Veracruz a La Habana y contempla el paso por Haití, Venezuela, Surinam, Brasil, Puerto Madryn, Chile, Ushuaia y Uruguay. Se espera que el primero de noviembre finalice su recorrido.
Este año, el viaje de instrucción evoca el bicentenario del combate naval de Montevideo, que liderado por el almirante Guillermo Brown, logró entre el 14 y 17 de mayo de 1814 derrotar a las fuerzas navales realistas y fue considerado por el general José de San Martín la más importante victoria de la revolución americana hasta ese momento.
El capitán de navío Marcos Henson destacó al partir junto a otras 310 personas, entre tripulación, guardiamarinas, oficiales e invitados extranjeros, la trascendencia del regreso al puerto de La Habana, tras más de cuatro décadas. “El viaje dura nueve meses. Están previstas actividades especiales como en cada destino”, afirmó. Según pudo saber este medio, la nave será recibida oficialmente el miércoles por Rossi y su par Leopoldo Cintra Frías. También habrá ofrenda floral y homenaje para líder independista Antonio “El Titán de Bronce” Maceo. havana-live-libertad3
Además, se espera una visita a la academia de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR) y a una empresa que fábrica simuladores aéreos y terrestres, utilizados para defensa. Cada uno de los puertos seleccionados en la travesía, fueron estudiados minuciosamente desde punto de vista geopolítico: los países donde se hacen escalas integran la Unasur y la Celac. Rossi quiso evitar a toda costa otro conflicto con los buitres, como el embargo sufrido durante 77 días en África. “El plan fue diseñado cuatro meses antes.
Es un recorrido que tiene una impronta fuertemente latinoamericana, que fue decidida como una clara señal política de pertenencia de nuestro país a nuestro sistema de integración regional”, justificó ante una radio porteña el ministro. No sería extraño que tras la reciente decisión del juez neoyorquino Thomas Griesa de no reponer el stay, los fondos especulativos que ganaron el “juicio del siglo” pretendan quedarse con la Fragata otra vez.
http://www.ambito.com/noticia.asp?id=747504