La Cámara Oscura de La Habana

havana-live-camara_oscura_1LA HABANA, 14 Nov. La Cámara Oscura de La Habana, única de su tipo en América Latina y el Caribe, se encuentra ubicada en el piso 8 (azotea) del Edificio Gómez Vila, en la esquina de Mercaderes y Teniente Rey, en la Plaza Vieja.

Aunque no se conoce con seguridad el origen de las cámaras oscuras, se dice que en la antigua Grecia el filósofo Aristóteles (384-322 a.n.e.), formuló que al hacerse un pequeño orificio en la pared de una habitación oscura, un haz luminoso dibujaría, sobre la pared opuesta, la imagen invertida del exterior.

El término “Cámara” procede de la lengua árabe, y la introdujo por primera vez el físico y matemático y astrónomo musulmán Alhacén. Este erudito árabe nacido en Basora (actual Irak) en 965 (d.n.e.), es considerado ¨el padre de la óptica¨ por sus trabajos y experimentos con lentes, espejos, reflexión y refracción.

Leonardo da Vinci (1452-1519) hizo la primera descripción completa e ilustrada del funcionamiento de la cámara oscura. Los artistas de esa época utilizaban una habitación oscura para ¨fotografiar¨ un paisaje circundante, solo que el montaje e instrumentos resultaban poco manejables.

Fue entonces que en la segunda mitad del siglo XVII se diseñó una mesa de dibujo portátil, compuesta por una gran caja de madera, cuyo lado delantero estaba cerrado por una lente, que el artista dirigía hacia donde quería, para copiar la imagen sobre una cartulina semitransparente, apoyada en un cristal ubicado en la parte superior.

Esta técnica fue empleada por grandes artistas como el alemán Alberto Durero y el italiao Canaletto.

La expresión ¨cámara oscura¨ fue acuñada por el astrónomo y matemático alemán Johannes Kepler, en su tratado ¨Ad Vitellionem Paralipomena¨ de 1604, en el que expone su funcionamiento.

La creación de la cámara oscura  y el descubrimiento de que ciertas sustancias son sensibles a la luz, dieron lugar a la invención de la fotografía.

La habitación de la cámara oscura habanera está pintada de negro y en el centro se encuentra una pantalla blanca cóncava, con un diámetro de 1.8 metros.

En el techo de la habitación está colocado un periscopio, formado por dos lentes y un espejo, que utilizando la luz ambiente capta imágenes animadas de lo que está ocurriendo en un radio de 360° en el entorno del edificio y lo proyecta sobre la pantalla.

Con ligeras rotaciones y acercamientos de la imagen, el guía ofrece un ¨viaje¨ por los alrededores, y brinda información de la historia y la arquitectura de la ciudad: el faro de El Morro, la fortaleza de La Cabaña, la bahía, las cúpulas y torres de iglesias cercanas, y hasta lugares más distantes como el monumento de la Plaza de la Revolución, el Capitolio, el hotel Habana Libre y el edificio Focsa.

La Cámara fue donada en el año 2000 por la Diputación Provincial de Cádiz (España).

Tomado de:http://www.cibercuba.com/lecturas/la-camara-oscura