Kiarostami guía a jóvenes cineastas a explotar su talento pese a las limitaciones

havana-live-abbas-kiarostamiLA HABANA, 27 Ene (EFE)  Volcado en la formación de jóvenes cineastas y atraído por descubrir la nostalgia de Cuba, el iraní Abás Kiarostami inaugura hoy un taller en la Escuela Internacional de Cine de La Habana, de donde salen “los mejores alumnos”, ya que aprenden a “llevar al límite su talento ante la falta de recursos”.

“A mí personalmente las limitaciones me han ayudado mucho”, dijo a la prensa Kiarostami, abanderado internacional de un cine iraní en auge, que ha desarrollado los últimos 37 años su larga carrera como cineasta en un Irán enemistado y sometido a las duras sanciones económicas de EE.UU, al igual que la isla.

Aunque asegura que el cine “ni se enseña, ni se aprende”, el realizador iraní ha pasado gran parte de los últimos veinte años impartiendo talleres por todo el mundo, en los que los alumnos más aventajados siempre eran los que habían salido de la Escuela Internacional de Cine y Televisión, fundada hace ahora 30 años por el escritor Gabriel García Márquez.

“El cine ni se puede enseñar ni aprender. Como todo arte, es el resultado de una curiosidad, de una inquietud. En los talleres, todo lo que hago es guiar a los alumnos en la búsqueda de respuestas a esas inquietudes”, señaló el director, ganador de una Palma de Oro en Cannes por “El sabor de las cerezas” en 1997.

En medio del “deshielo” que el presidente de EE.UU, Barack Obama, ha propiciado con sus dos históricos enemigos, Irán y Cuba; el director considera que son todavía procesos “muy recientes”, que requieren más tiempo para ser analizados, y por ende, para ser llevados a la gran pantalla.

Sin juzgar con más detalle la relación “complicada” que su país, gobernado por el régimen de los ayatolás desde 1979, ha mantenido y todavía mantiene con algunos países -“no sólo EE.UU”-, Kiarostami lamenta que los últimos 37 años de su país se hayan cimentado sobre la idea de “lucha contra un enemigo”.

“Si nuestra vida sólo significa luchar, ¿dónde está la vida? Llevamos años luchando, pero no nos han dicho hasta cuándo. Tanto combatir y ¿para qué? Para mí ésa es la pregunta clave”, subrayó.

A pesar de sus 75 años y cargar a sus espaldas más de treinta títulos, Kiarostami, confesó que está volviendo ahora a la realización de los cortos experimentales que rodaba en sus inicios en la década de los setenta, rememorando la energía que tenía entonces y que espera contagiar a los alumnos del taller.

Durante el taller que empieza hoy, los 45 jóvenes realizadores de 25 países seleccionados tendrán la oportunidad de rodar un cortometraje bajo la batuta del “maestro” Kiarostami, considerado por la crítica un “poeta del cine”, capaz de llevar a la pantalla las evocadoras imágenes de la poesía persa que tanto ha estudiado.

“Si os enseño a hacer cine, os limitaréis a repetir lo que yo hago y entonces, ¿dónde queda vuestra personalidad? Yo sólo os voy a guiar”, advirtió Kiarostami a los estudiantes.

El director ayudará a sus alumnos a buscar localizaciones y hacer casting entre actores de la isla para sus trabajos, entre los que seleccionará a los mejores para presentarlos en festivales de cine, ambiente en los que sus obras siempre han tenido buena acogida.

“Kiarostami es una referencia para muchos de nosotros. Es un poeta del cine. Éste es un taller que va a transformar la manera en que enfrentamos la narrativa audiovisual”, indicó a Efe Pablo Lozano, de República Dominicana, uno de los creadores elegidos para participar en el taller, que durará hasta el 5 de febrero.

Lozano, que se graduó precisamente en la Escuela Internacional de Cine de La Habana en creación documental, confía en que el taller con Kiarostami le ayudé a encaminar el proyecto para su primer largometraje de ficción, “a narrar la historia desde la mirada del personaje y no la mía propia”.

Aunque por las aulas de esa escuela han pasado nombres importantes del cine de autor como Francis Ford Coppola, George Lucas, Costa-Gavras o Spike Lee; el taller impartido por el creador de la exitosa “Copia Certificada” (2010) es el primero con estas características que acoge el prestigioso centro.

Kiarostami recibió este lunes en La Habana el Premio Internacional de Cine Tomás Gutiérrez Alea, que otorga la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC).