Industrias de Cuba y Rusia avanzan hacia la colaboración

Industrias de Cuba y Rusia avanzan hacia la colaboración

Georgy Kalamanov (D), Viceministro del Ministerio de Industria y Comercio de la Federación de Rusa, y José Gaspar Álvarez Sandoval (I), Viceministro de Industrias, durante la firma de convenio de colaboración ACN FOTO/ Marcelino VÁZQUEZ HERNÁNDEZ/ rrcc

LA HABANA, 16 sep (EFE) Con el fin de reforzar sus vínculos, Cuba y Rusia firmaron hoy en La Habana un convenio de colaboración en el área industrial.

Según portavoces de la isla el acuerdo llega en momentos “sumamente distintivos”, justo cuando el país caribeño se recupera de los severos estragos que le ocasionó el huracán Irma.

Este es el resultado de una visita oficial del viceministro ruso de Industria y Comercio, Georgy Kalamanov, quien participó junto a su homólogo cubano, José Gaspar Álvarez, en una reunión del grupo de trabajo sobre cooperación industrial de la Comisión Intergubernamental Rusia-Cuba.

Durante la reunión, celebrada ayer y hoy, fueron examinados temas de la colaboración económico-comercial y científico-técnica en materia de metalurgia, maquinaria pesada, transporte e industria química y ligera, entre otros sectores, indica una nota de la agencia estatal Prensa Latina.

Las partes consideraron que los acuerdos permitirán “fortalecer los lazos económicos y comerciales” entre empresas rusas y cubanas en las áreas mencionadas, añade.

El viceministro de Industrias cubano citó entre los proyectos “distintivos” del acuerdo los dedicados a la siderurgia en el apartado de barras y varillas corrugadas, muy importantes para la construcción de viviendas, así como uno de fertilizantes.

“La industria se encuentra en fase de recuperación de cubiertas de los establecimientos y apoyo a diferentes labores para restablecer funciones y elaboraciones” tras el paso devastador del huracán Irma, comentó el funcionario de la isla.

El convenio también incluye el desarrollo de la producción de alimentos, la industria textil, el transporte -ferroviario y aviación- y acuerdos a nivel de expertos.

En los últimos años Cuba y Rusia han dado pasos para recuperar la estrecha cooperación que mantenían antes de la desintegración de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS), en 1991.

Además de fortalecer la cooperación económica -hace tres años Rusia condonó el 90 % de la deuda contraída por la isla-, ambos países se apoyan mutuamente en el terreno político.

En mayo pasado la mayor petrolera rusa, Rosneft, inició el envío a Cuba de 250.000 toneladas de petróleo y combustible diesel (unos dos millones de barriles), un decisivo apoyo ante la reducción de los despachos de crudo subsidiado procedentes de Venezuela a la isla en más de un 40 por ciento, debido a la crisis económica que vive el país suramericano.