Historias y paseos en moto al ritmo de la música cubana

Historias y paseos en moto al ritmo de la música cubanaLA HABANA, 11 mayo Todo sorprende en Cuba las primeras horas. Los coches americanos de los años 50 que todavía lucen impolutos, los cubanos desplazándose en carros con caballos, el arte en cada esquina, la música siempre presente, la espectacular arquitectura y cientos de detalles más que hacen de la isla un aparente escenario de película.

Sin embargo, todo eso es una corteza que, según pasan los días, va desapareciendo para mostrar la verdadera realidad del país: con sus luces y sus sombras.

El periplo cubano arranca en Cienfuegos, lugar al que llegué con mi moto hace unos días. Desde aquí comienzo a costear hacia el oeste, por carreteras tranquilas y rurales donde empiezo a disfrutar de los cubanos y nuestro idioma en común. Cada parada se convierte en una pequeña historia.

El primer destino es Playa Larga, un lugar turístico ubicado en la histórica Bahía de Cochinos. Sin embargo, a pesar del reclamo, no hay hoteles. Todo viajero que pasa por aquí se hospeda en casa particulares, lo que hace que el lugar sea especial, volcado con el turismo, pero sin perder su esencia.

Y aquí comienza el verdadero viaje, a través de infinitas conversaciones con los cubanos, la mayoría con la cámara apagada, que me irán mostrando qué hay detrás de esa primera corteza que cualquier turista encuentra al llegar a Cuba.

Seguimos viaje

www.lavanguardia.com