El historiador de La Habana recibe la Gran Cruz Federal al Mérito de Alemania

El historiador de La Habana recibe la Gran Cruz Federal al Mérito de AlemaniaLA HABANA, 17 nov (EFE) El historiador de La Habana, Eusebio Leal, fue condecorado hoy en esa capital con la Gran Cruz Federal al Mérito que entrega Alemania en la categoría de Comendador, por su labor por casi medio siglo en la restauración y conservación del casco histórico de esa ciudad, de importante valor patrimonial.

Leal, considerado una especie de alcalde de La Habana, recibió la distinción de manos del embajador de Alemania en la isla, Thomas Karl Neisinger en el Palacio del Segundo Cabo, recientemente restaurado con fondos europeos para ser la sede del Centro de interpretación de la relación entre Cuba y Europa.

En ese mismo espacio recibió hace dos meses la Orden Isabel la Católica que entrega España de parte del ministro de Exteriores, Alfonso Dastis.

El historiador, de 75 años, recordó la etapa, hace cincuenta años, en la que empezó su arduo trabajo por rescatar los valores patrimoniales de La Habana, “la obra que justifica este reconocimiento”, que dedicó a sus colaboradores de la Oficina del Historiador.

“A todos mis colaboradores, vivos o no, que me acompañaron siempre en la gran aventura de ir en pos del tiempo, dejando nuestra huella generacional en la restauración no solo de piedras o en la búsqueda insaciable de documentos u objetos, si no más bien en la fijación por algo mucho más sustantivo, que es la cultura como creación suprema del hombre”, señaló Leal en su discurso.

El embajador alemán señaló que Leal, además de ser un patriota “en el sentido más amplio de la palabra”, pertenece al mundo entero por su labor como defensor del diálogo intercultural, aunque destacó que su país también lo siente como algo propio por el origen alemán de su apellido materno, Spengler.

“Se podrían describir sus esfuerzos quijotescos y enumerar los molinos de viento que ha tenido ante sí en los últimos cincuenta años, pero no vale la pena porque a estas alturas todas las angustias y dolores, cualquier insuficiencia o incomprensión, se vuelve nada ante los resultados alcanzados por una vida dedicada al trabajo y al amor”, resaltó el embajador.

La Oficina del Historiador de La Habana Vieja, encabezada por Eusebio Leal, es la entidad que impulsa desde hace años la restauración del patrimonio cultural del casco histórico, declarado Patrimonio de la Humanidad de la Unesco en 1982 ya que alberga en 142 hectáreas más de 3.000 edificios de interés histórico.

Frente a la gentrificación que se da en el centro de muchas grandes capitales, Leal siempre ha defendido que La Habana Vieja se mantuviera auténtica y que sus vecinos siguieran habitándolo.

Leal desarrolló un modelo de restauración que apostó por la autofinanciación mediante una red de pequeños hoteles, restaurantes y tiendas cuyos beneficios se reinvirtieron durante años en la recuperación del casco histórico.

La empresa creada por Leal para ese fin, Habaguanex, llegó a convertirse con los años en una de las “joyas de la corona” del sector turístico de la isla y pasó recientemente a manos del conglomerado estatal Gaesa, vinculado a las Fuerzas Armadas.