Havana World Music: Una fiesta de sonidos

Havana World Music: Una fiesta de sonidosLA HABANA, 27 mar. Por: Yanelys Hernández Cordero Culmina la quinta edición del Havana World Music (HWM) y como todos los grandes acontecimientos culturales, reunió a más de una decena de artistas extranjeros y “del patio”.

El Parque Metropolitano Almendares fue nuevamente la sede del que, a decir de la intérprete Gretell Barreiro, “es el festival musical más completo que tiene La Habana hace 5 años”. Precisamente a cargo de Barreiro estuvo la inauguración el día 22 de marzo; pero no se presentó sola, en esta fiesta la acompañaron el Dj Jigüe y Toques del Rio.

Hasta el día 24, los amantes de la buena música pudieron disfrutar de sonoridades diferentes unidas bajo el eslogan Con música todo se arregla. Entre las presentaciones más promovidas destacó el regreso a la Isla de los Orishas: cabeza del cartel de esta edición del HWM, y quienes cerraron el Festival con una selección de temas de su más reciente disco Gourmet, entre los que estuvo el ya conocido Cuba, Isla Bella. La popular agrupación de música urbana regresó tras casi diez años de ausencia en los escenarios nacionales; por lo que este concierto, en particular, provocó una gran expectación entre sus seguidores.

La cantante española Marinah encabezó la lista de los invitados internacionales; conocida por su trabajo en la banda catalana Ojos de Brujo, esta vez trajo una propuesta diferente: su proyecto en solitario. El dúo de origen africano Gato Preto se sumó a las voces que habitaron los escenarios al aire libre de este maratón musical.

También lo hicieron el percusionista boricua Henry Cole, La Banda Morisca (de España) y el grupo Swing Original Monks (elenco ecuatoriano). Por su parte, la banda australiana Lolo Lovaina estuvo el viernes 23. Ese día también se presentó Síntesis: una de las agrupaciones que, con su fusión de ritmos, se ha mantenido en la preferencia nacional durante más de cuarenta años.

Capitaneada por el pianista Roberto Carcassés, la banda Interactivo, se unió a los talentos que compartieron su buena energía en este Festival que, durante sus cuatro primeras ediciones, ha logrado reunir a un público compuesto por más de 30 mil personas. Otra que no pudo faltar a la cita fue la intérprete Haydeé Milanés.

El proyecto Primera Base del HWM, como ya es costumbre, promovió el trabajo de los artistas noveles. En esta ocasión se alzó con el premio del concurso Cimafunk. Sin embargo, este año los participantes seleccionados recibieron asesoramiento de profesionales británicos de la industria musical; y además pudieron grabar una maqueta en estudio. Esto fur posible debido al apoyo tanto de la EGREM como del British Council.

Auspiciado por el Instituto Cubano de la Música y el Centro Nacional de Música Popular; y bajo la dirección artística de Eme Alfonso, el Havana World Music traspasó las fronteras del Parque Metropolitano. Durante la semana del Festival tuvieron lugar actividades colaterales en el hotel Meliá Habana Libre y la Fábrica de Arte Cubano.

El hechizo de un quinto aniversario donde la diversidad y las maneras contagiosas de contar historias, abarrotaron titulares: se hizo inminente. Porque esta fiesta de sonidos ya se ha consolidado como uno de los acontecimientos más importantes y esperados del contexto musical de la Isla.