Hacer un buen selfie también tiene su técnica

Hacer un buen selfie también tiene su técnicaLA HABANA, 26 mar. Fotos y Texto: Jorge Luis Borges Liranza     ¿Quién no se ha hecho una foto frente al espejo del baño? ¿O mirando directamente a la cámara? Si antes de la gala de premiación de los Oscars en año todo el mundo se había tomado al menos una captura de este tipo, después de la famosísima instantánea de Ellen DeGeneres, se popularizó la palabra selfie para denominar lo que anteriormente era conocido como autofoto.

Sin embargo, salir bien en un selfie no es tan sencillo como parece. Bien lo saben quienes lo han intentado. Uno de los aspectos a tener en cuenta es la posición que adoptamos al sostener el smartphone, la cual muchas veces no es la más adecuada.

Pero hay otros detalles que podrían ayudarte a salir bien y tomarte las mejores selfies: un arte que algunos dominan con maestría. Para ello ponemos a tu disposición estos trucos:
Busca la mejor Luz
Intenta que tus selfies, como todas tus fotos, tenga la mejor luz posible. La luz natural es recomendable.
La cámara siempre más alta que tu cara
Si te haces una foto desde abajo tu cara parecerá más redonda, y si además miras hacia abajo es bastante posible que se te vea papada incluso si no la tienes. Por otra parte, si la cámara está levemente por encima de tu cara conseguirás un pequeño efecto de adelgazamiento que hará que te veas mejor.
Busca un fondo bonito
Por bien acabado que esté, tu baño no es el mejor sitio para hacerse un selfie. Así que te recomendamos que intentes buscar un lugar bonito. Los exteriores cargados de naturaleza son buenos aliados: plantas, el mar, un cielo interesante…
Tu mejor ángulo
La belleza está en la simetría, pero en realidad casi nadie tiene una cara perfectamente simétrica. La mejor forma de disimularlo es girarla levemente. Con ¾ del giro será suficiente para esconder cualquier imperfección.
Y sobre todo sonríe
Si sonríes o estás alegre en tus fotos siempre obtendrás un mejor resultado. Sonreír es siempre un buen consejo. Te invitamos a que no lo hagas únicamente con la boca, sino también con los ojos.