Fallece en La Habana la popular cantante cubana Lourdes Torres

LA HABANA, 17 Augusto (14ymedio) Este miércoles falleció la conocida cantante Lourdes Torres a la edad de 77 años tras una larga enfermedad, según dieron a conocer familiares de la artista.

La autora e intérprete de Como cualquiera y A mi entender nació en Guanabacoa en 1940 con el nombre Lourdes Margarita Torres Ortíz. Comenzó su carrera artística con 12 años en el coro de la profesora María Adams, con el cual hizo sus primeras presentaciones en el teatro Principal de la Comedia y en el Canal 4 de la Televisión Cubana.

De la mano de Ernesto Lecuona inició su carrera profesional quien compuso la canción Sin encontrarte, cuya partitura entregó a Torres. En 1955 cantó por primera vez en el Teatro Nacional de Cuba junto a otros artistas ya consagrados por el éxito.

A partir del siguiente año, Lourdes Torres inició su carrera como cantante de música popular e integró diversas agrupaciones musicales. En el Cuarteto Anaya tocó el vibráfono. Además cantó con el Conjunto de Luis Santí y el Coro de Paquito Rodino en Tropicana. Compartió escenario con grandes figuras de la música cubana e internacional como Celia Cruz, Nat King Cole y Pedro Vargas.

En 1959 viajó a Venezuela junto a Ramón Veloz, Coralia Fernández, Ramón Calzadilla, Sonia Calero, Miguel Ojeda y sus guitarras. Al siguiente año se integró al cuarteto Los Modernistas como voz principal. Permaneció con el conjunto hasta 1993 cuando este se desintegró.

En 1973 ganó el Festival del Creador por su canción Así fue que te olvidé. Torres realizó diversas giras internacionales, teniendo un éxito rotundo en países como Colombia, México y Portugal.

“Sus pasos en la música fueron firmes desde el primer momento”, dijo sobre ella la cantante cubana Marta Valdés. “Cuando la escucho, tengo la impresión de que un fragmento musical no podría cantarse de otra forma”, añadió.

Torres se casó con el actor Germán Barrios con quien tuvo su hija y varios desengaños. Sus canciones están transidas de dolor y pasión. Muchas de ellas cantan al amor y los problemas en torno a él. A pesar de su increíble talento, Torres nunca pudo grabar ningún disco, aunque según expresó en una entrevista a la revista OnCuba eso le importaba “tres pepinos”.

“He tenido la oportunidad de vivir y tengo mucha tierra cubana en los pies”, dijo la artista en aquella ocasión.

Torres mezclaba en su personalidad carácter y carisma y tenía un público muy fiel que la seguía en cada una de sus presentaciones en el Teatro América y otros escenarios. Los críticos musicales destacaban en ella su poder de interpretación y la pasión que desbordaba siempre en sus conciertos.

Su última voluntad fue ser cremada, según explicó su hija Lourdes Libertad mediante un video publicado en el perfil de la artista.