Experto en aviación apunta a una falla mecánica como posible causa del accidente aéreo de La Habana

LA HABANA, 22 mayo Héctor Rotundo, experto en aviación y en control de calidad de piezas de aviones, apuesta por una falla mecánica como la causa principal del accidente aéreo ocurrido el pasado viernes en La Habana, que ha dejado 111 muertos y dos mujeres, heridas de gravedad, que a esta hora continúan debatiéndose entre la vida y la muerte en el hospital Calixto García de la capital cubana. En su opinión, lo que ha ocurrido es “una negligencia criminal”.

Para argumentarlo se basa en la poca distancia que consiguió recorrer el avión tras despegar del aeropuerto José Martí en dirección a Holguín. Eso indicaría, según ha explicado a Martí Noticias, que podría haberle fallado un motor y el piloto habría intentado sobrecargar el otro motor, pero éste terminó quemándose, lo que provocó que la nave se precipitara a tierra.

Esta hipótesis le lleva a descartar que se trate de un error técnico del piloto. Testigos de lo ocurrido en Boyeros aseguraron a la prensa que el avión había hecho un giro para evitar unas casas y había terminado chocando contra unos cables eléctricos y estrellándose en una zona agrícola.

Detrás de este supuesto fallo mecánico, previsiblemente están, insiste el experto, no los años de vuelos del Boeing 737-200 (40 años) sino el mal mantenimiento de la aeronave porque hay aviones más antiguos que éste que continúan volando.

La mayoría de aerolíneas internacionales no utilizan aviones de más de 10 años en sus vuelos comerciales. A partir de esta edad, los destinan a vuelos de carga. Los aviones se retiran a una edad media de 25 años.

Ya un expiloto de la compañía Damojh, que alquiló el avión siniestrado a Cubana de Aviación, ha hecho declaraciones a la prensa mexicana asegurando que en 2013 los mecánicos de la aerolínea tenían problemas para conseguir piezas de repuesto, que voló por Suramérica sin radar y que tuvo que hacer aterrizajes de emergencia en varias ocasiones.

Para el experto consultado por Martí Noticias, salir del aeropuerto de La Habana en malas condiciones técnicas es una temeridad, porque el avión iba cargado de combustible y con 110 personas a bordo. Él lo llama “una negligencia criminal”.

(Cibercuba)