Estrategia en Terminal habanera de lanchas alivia demanda de pasajeros

LA HABANA, 25 sept. (ACN)  Con el cierre temporal del túnel de la bahía de la Habana, afectado por el huracán Irma, la Terminal de lanchas Muelle de Luz, que opera viajes hacia Regla y Casa Blanca, asumió la transportación de gran cantidad de pasajeros habituados a desplazarse en ómnibus.

Según explicó en esta capital Pedro Luis de la Carrera, administrador de la instalación, trazaron la estrategia de favorecer a los habitantes de Casa Blanca con viajes de una frecuencia de cinco minutos, menor a la de antes del meteoro, lo cual fue exitoso de acuerdo con criterios de los pasajeros de la localidad.

Antes esa frecuencia correspondía al tramo Regla-Habana, pero dada las limitaciones causadas por el huracán al transporte terrestre para acceder a Casa Blanca, implementaron esa iniciativa con las tres lanchas de la flotilla, puntualizó.

Agregó el administrativo que trasladan diariamente entre dos mil y dos mil 500 viajeros con el parque disponible, valorado de regular porque cuenta con un cuarto de siglo de explotación y se dificulta bastante la reposición de piezas, aunque las embarcaciones han sido reparadas.

Normalmente operan dos lanchas en la ruta Regla-Habana-Casa Blanca, con frecuencia de 25-30 minutos, y una Habana-Regla, de cinco a siete minutos, precisó Pedro Luis de la Carrera.

Hasta ahora el público está muy contento con la transportación, aseveró, lo cual nos satisface mucho.
El especialista destacó que llevan 11 meses operando en un muelle de gran confort y belleza, con excelentes condiciones para la estancia y espera de la población.

Comenzamos a las 4.30 am y terminamos poco después de la media noche, resaltó, y el servicio gastronómico considero que es bueno y los precios asequibles para los cubanos, precisó.

Mirando al futuro, adelantó que cuando se materialice la reparación prevista para el muelle del lado de Regla, el cual cuenta con estructura patrimonial, se podrá ver en la distancia la belleza de las terminales de origen y destino en ambas orillas de la bahía.

Con las proyecciones turísticas que tiene la rada, aspiramos a contar con nuevas lanchas acordes a la actividad en cuanto sea le sea posible al país realizar esa inversión, acotó.

El vistoso Emboque de Luz tiene una fachada de cristal y cuenta con dos plantas, una que funciona como muelle y otra de cafetería-mirador, abierta las 24 horas del día con servicio en doble moneda.