El pintor de niños gigantes en La Habana

LA HABANA, 3 Feb. El joven pintor cubano Máisel López Valdés (1985) ha convertido algunas calles de La Habana en una verdadera galería de arte en los últimos meses.

Su proyecto pictórico no solo embellece la ciudad, sino que también ha acercado a los ciudadanos a las artes plásticas. El joven pintor ―graduado de la Academia de pintura de San Alejandro― intenta llevar al lienzo la esencia de las personas que lo rodean y asegura que cada rostro es único e irrepetible.

Desde hace algunos meses ha comenzado a adornar paredes y muros del barrio de Buena Vista, en el municipio donde reside (Playa), con la representación de rostros infantiles que forman parte de una serie que el artista ha titulado “Colosos”. Máisel, quien también se ha convertido en profesor del taller Cuenta conmigo (un proyecto protagonizado por adolescentes y mujeres con síndrome de down), ha expresado acerca de sus “niños colosos”:

“Dentro de los objetivos que persigo se encuentra el de embellecer el barrio y llevar un poquito de mi arte a sus interioridades. También me interesa que las imágenes que figuro dialoguen con el espectador, que este se identifique con las mismas y las haga parte de su cotidianidad.

Los modelos de mis piezas llegan a veces por resultado del azar; solo basta que un rostro despierte mi interés por sus características expresivas y con su consentimiento atrapo, con mi cámara fotográfica, la imagen que luego será transportada a un revelado pictórico, por llamarlo de algún modo”.

Los rostros infantiles que asoman desde los muros o fachadas despintadas, llaman la atención sobre la infancia y su importancia, lo que se aumenta al situarlo en lugares poco favorecidos por la limpieza o el entorno. Aunque Máisel López ha insistido en convertirlos en “iconos comunitarios”, no faltan quienes le atribuyen a esos rostros infantiles extrañas energías e incluso quienes se inventan raras historias místicas.
Está claro que los cubanos aman las leyendas…

https://www.cibercuba.com/videos/cultura/2016-02-02-u74-el-pintor-de-ninos-gigantes-en-la-habana