El Instituto Confucio de La Habana inaugura su nueva sede

havana-live-confucioLA HABANA, 15 Oct. Tras laborar durante 6 años dentro del campus de la Universidad de La Habana, este miércoles abrió sus puertas la nueva sede permanente del Instituto Confucio de La Habana, situada en el emblemático edificio Pacífico del Barrio Chino de la capital cubana.

En la inauguración estuvieron presentes Miguel Díaz-Canel, primer vicepresidente del Consejo de Estado y de Ministros de Cuba, Dr. Rodolfo Alarcón, ministro de Educación Superior, Zhang Tuo, embajador de China en Cuba y Dr. Gustavo Cobreiro, rector de la Universidad de La Habana.

En las palabras inaugurales, Arsenio Alemán, director cubano del Instituto Confucio, resaltó el enorme privilegio de contar con un nuevo espacio para la enseñanza del mandarín y la difusión de la cultura y las tradiciones chinas.

“El Instituto Confucio de La Habana ya tiene un trabajo realizado y reconocido, que hoy se consolida y amplia. Ahora debemos insertarnos en el nuevo entorno. Gracias al compromiso realizado por las autoridades chinas tendremos, a mediano plazo, los recursos necesarios para que nuestro instituto funcione a plena capacidad en esta nueva sede”, afirmó Alemán.

La restauración del histórico inmueble ha sido posible gracias a la colaboración de la Oficina de la Enseñanza del Chino como Lengua Extranjera (HAMBAN) que aportó 650 mil euros y al gobierno de Cuba que destinó 5 millones de pesos.

“Hoy se hace realidad un sueño. Comenzamos en un espacio reducido, pero ya tenemos una amplia sede, símbolo de las relaciones entre nuestros países. Pretendemos que la matrícula se duplique, que se desarrolle una intensa actividad cultural.
Aspiramos a que este lugar promueva los mejores valores de la historia y de la cultura china en esta ciudad que es árabe, africana, española, y que es también china, dentro de ese “ajíaco” que es Cuba”, destacó el Dr. Cobreiro, rector de la Universidad de La Habana.

Actualmente, la colaboración académica entre ambas naciones mantiene un alto nivel. Existen variados programas de becas que han permitido el fecundo diálogo y la formación, en ambos países, de cientos de estudiantes chinos y cubanos.

“Esta nueva sede del Instituto Confucio de La Habana es una contribución muy importante. Podemos decir que la historia que tiene este edificio Pacífico encarna la convivencia del pueblo chino y el pueblo cubano, de sus intercambios culturales. Recordemos que el Comandante en Jefe Fidel Castro degustó aquí la comida china. Hay una foto histórica, testigo de esta amistad.”

Gracias al trabajo del Instituto Confucio de La Habana, el idioma chino logra captar, cada vez más, el interés de los jóvenes cubanos.

“Me siento muy motivada para comenzar a estudiar chino en la nueva sede del Instituto Confucio de La Habana. Actualmente China tiene una gran presencia internacional y una fuerte relación con nuestro país.
Estoy segura que esta nueva sede aportará mejores condiciones y oportunidades para todos los cubanos interesados en el idioma y las tradiciones chinas”, aseguró una joven estudiante de la carrera de Derecho en la Universidad de La Habana.

Para la inauguración de la nueva sede del Instituto Confucio de La Habana, viajaron a Cuba un grupo de profesores chinos de la Universidad de Nankai, de Tianjin, encabezado por su vicepresidenta Yang Kexing.

“Actualmente, para entender los cambios mundiales hay que conocer a China; para conocer a China, hay que conocer profundamente la cultura china; para conocer mejor la cultura china, hay que entender el idioma chino y con este objetivo es que existe el Instituto Confucio de La Habana”, concluyó el embajador Zhang Tuo.
http://spanish.people.com.cn/n/2015/1015/c92122-8962477-4.html