El Gobierno cubano decreta nuevos impuestos para el sector privado

El Gobierno cubano decreta nuevos impuestos para el sector privadoLA HABANA, 11 Julio (DDC) El Gobierno cubano decretó nuevos impuestos al sector privado publicados este martes en la Gaceta Oficial Extraordinaria número 35 y que el diario estatal Granma presenta como “adecuaciones tributarias” para un mayor “crecimiento de los ingresos recaudados a favor del presupuesto del estado”.

Las nuevas disposiciones están amparadas en la “implementación gradual de la Ley No. 113, del Sistema Tributario” al que contribuyen los trabajadores por cuenta propia, el 5% del total, y las empresas estatales, el 86%, según los datos oficiales.

Vladimir Regueiro Ale, director general de Política Fiscal del Ministerio de Finanzas y Precios (MFP), justificó que los gravámenes a la actividad privada responden a “la tendencia a la subdeclaración de ingresos, el incumplimiento de los pagos de las cuotas mensuales y la no declaración de todo el personal contratado, unido a la acumulación de deudas tributarias en un segmento de estas formas de gestión.

También buscan “implementar la cuenta bancaria fiscal; modificar el pago de los impuestos a los agentes de telecomunicaciones; y establecer un régimen de tributación al experimento del servicio público de transportación de pasajeros en la capital, así como otras modificaciones”.

Régimen de tributación y cuotas mensuales

Según Granma, de las 123 actividades que quedaron aprobadas luego de la reagrupación, 52 aportarán por el Régimen General y 71 lo harán por el Simplificado, el cual consiste en el pago mensual de una cuota consolidada.

Según Regueiro Ale, también se decidió diferenciar para La Habana las cuotas mínimas de un grupo de actividades que fueron integradas. En ese sentido, se incrementó la cuota mínima a 41 de ellas en la capital y a 20 en el resto del país. Dichos incrementos van de cinco a 360 pesos, aunque en el último rango apenas se localiza el 2% de los cuentapropistas, según justificó el funcionario.

De igual modo, fueron disminuidas las cuotas mínimas a 39 actividades y solo a 22 en La Habana. Se mantienen las cuotas mensuales a los contribuyentes inscritos en las actividades agrupadas, siempre que estas sean superiores a la mínima propuesta para la licencia en cuestión.

A aquellos contribuyentes que causen baja y en un periodo inferior a 24 meses se reincorporen a la misma actividad u otra de similar alcance, se les fijará la cuota que tenían antes de la cancelación, añadió el directivo.

Regueiro Ale dijo que se mantendrán las cuotas mínimas de los actuales trabajadores contratados, independientemente de los incrementos que reciban en sus cuotas los titulares. Aclaró que los nuevos contratados sí deberán acogerse a las adecuaciones que se introduzcan.

Impuesto por la utilización de fuerza de trabajo

El director general de Política Fiscal del MFP expuso “como lo más significativo” que se elimina la exoneración del pago de impuestos por la contratación de hasta cinco trabajadores, y a su vez se ajusta la base imponible mínima para el pago de este impuesto, cuyo tipo impositivo continúa siendo del 5%.

Estas modificaciones abarcan todas las formas de gestión no estatal, que incluye a los artistas y creadores y las cooperativas no agropecuarias.

Implementación de cuentas bancarias fiscales

Con esta medida, según Vladimir Regueiro, el Gobierno busca la transparencia de la gestión financiera de los TCP y, en un inicio, será de carácter obligatorio para aquellos que brinden servicios gastronómicos, constructivos, arrendamiento de vivienda, habitaciones y espacios, así como la transportación de pasajeros en vehículos de motor (de cuatro a 14 plazas) en La Habana.

Por la cuenta, subrayó, deberán transitar todas las operaciones financieras relacionadas con la actividad y deberá tener como saldo mínimo el equivalente a tres cuotas mensuales del contribuyente.

Luego de ser notificados por la Oficina Nacional de Administración Tributaria (ONAT), los trabajadores por cuenta propia dispondrán de 30 días para abrir la cuenta y de 90 para cubrir el saldo mínimo.

Advirtió que “el incumplimiento de la operatoria constituye una infracción tributaria sancionable”.

Servicio público de transportación de pasajeros en la capital

En este sector, argumentó el funcionario, las nuevas disposiciones pretenden “poner coto, sobre todo, a las deficiencias e ilegalidades que circundan el uso del combustible”.

Para el pago anual, mediante Declaración Jurada, del Impuesto sobre Ingresos Personales se prevé, según lo dispuesto, reconocerles a los trabajadores privados el 100 % de los gastos de combustible que consuman por tarjeta magnética, unido a otros gastos propios de la actividad.

A los titulares de licencia se les exigirá una certificación del combustible consumido mediante tarjeta magnética emitida por Fincimex, como justificante para el pago de sus impuestos.

Por último, subrayó Regueiro Ale, se modifica el incentivo de exención de pago de tributos por tres meses para quienes inicien sus emprendimientos, “en pos de evitar conductas evasoras”.

Quienes en un periodo menor de tres años cancelen su negocio y vuelvan a comenzarlo, tendrán que aportar los tributos correspondientes desde el principio.

Régimen simplificado de los agentes de telecomunicaciones

Para los TCP vinculados a esta actividad que obtengan ingresos mensuales hasta 2.500 pesos, se mantendrá la cuota mensual fija de 20 pesos, la cual puede ser incrementada por los gobiernos municipales hasta 75 pesos.

Sin embargo, cuando los ingresos mensuales superen los 2.500 pesos, las cuotas de cada mes se calcularán aplicando desde el 3% (por ingresos mensuales de hasta 5.000 pesos CUP) hasta el 20% (por ingresos superiores a 17.000).

La nueva Ley Tributaria se aprobó en Cuba en enero de 2013 para acompañar las tímidas reformas económicas impulsadas, después de que el Gobierno eliminara prácticamente la política de impuestos en un país sin cultura fiscal.

Los nuevos deberes fiscales han despertado polémica en la Isla, por ser considerados excesivamente altos para los bajos salarios que perciben los cubanos.

Un informe de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo (OCDE) reveló que en 2017 Cuba recaudaba impuestos a “niveles próximos a las economías más avanzadas”.

En enero de este año, el Gobierno anunció que los impuestos, las tasas y contribuciones aportarían el 75% de los ingresos al presupuesto estatal de Cuba en 2018 (56.900.000.000 de pesos).