Desarrollan en Cuba 44 proyectos de investigación en medicina natural

LA HABANA, 26 ene (EFE).- A través del Programa de Medicina Natural y Tradicional (MNT), en Cuba se desarrollan ahora mismo, 44 proyectos de investigación, según se dio a conocer esta tarde durante el marco de las sesiones de la Convención Internacional “Calixto García” sobre ciencias de la salud, las cuales tendrán lugar durante toda esta semana en La Habana.

Una de las institituciones presentes, es el grupo estatal BioCubaFarma, el cual agrupa 38 empresas productoras y comercializadoras de medicamentos. Biofarma además, representa a empresas productoras de equipos y servicios de alta tecnología, según explicó a la prensa, Johann Perdomo, jefe del programa MNT del Ministerio cubano de Salud Pública.

El funcionario expresó además que Biofarma se encuentra enfrascado en la tarea de la elaboración de aquellos medicamentes “incluídos en el cuadro básico”, entre ellos los jarabes anticatarrales como el Imefasma; formulaciones de aloe, elaboradas a base de sábila, y el Vimang, un producto natural cubano que se extrae del árbol del mango, así como los aceites ozonizados o los preparados antianémicos Neotrofín y Ferrical. En total, se trata de una cartera de 124 productos de medicina natural.

La producción local de esos medicamentos ha contado con la contribución de masa vegetal y derivados apícolas como la miel y propóleos, entre otros, explicó Perdomo.

También indicó que hay 10 modalidades del programa MNT reguladas en Cuba, como la acupuntura; la fitoterapia, que usa plantas medicinales sin adición de otros componentes; la apiterapia, que se basa en productos apícolas con fines curativos; la homeopatía y la terapia floral.

Incluyen además tratamientos como la ozonoterapia, la hidrología médica (uso de las aguas minero-medicinales), los peloides (barros termales que mezclan minerales de agua y materia orgánica); la helio-talasoterapia, que utiliza el sol y el agua de mar con fines terapéuticos; la orientación nutricional naturista y ejercicios tradicionales como el hatha yoga.

La medicina natural y tradicional recibió en 2015 el estatus de “especialidad médica” en Cuba, donde desde hace años se realizan diversas prácticas como la acupuntura o la terapia floral que se han profesionalizado con títulos y entrenamientos específicos.

El desarrollo y la investigación en la medicina natural y tradicional, su enseñanza y generalización forman parte de un programa oficial del Ministerio de Salud, que incluye desde los consultorios comunitarios hasta los hospitales.

Las farmacias de la isla dispensan asimismo una gran variedad de productos naturales alternativos para aliviar todo tipo de males, desde gripes hasta dolores reumáticos.