Dengue y cólera preocupan en el Carnaval de La Habana

havana-live-carnaval2LA HABANA, 10 Agosto   (14YMEDIO)   Por la situación epidemiológica que vive La Habana, con una alta incidencia de dengue y numerosos casos de cólera, algunos médicos consultados por consideraron que no era un buen momento para realizar el Carnaval de la Habana, que comenzaba este fin de semana en la capital.

“El consumo de bebidas y el trasiego de alimentos en lugares públicos pueden contribuir a un repunte de las enfermedades diarreicas agudas”, explicó con preocupación Gustavo, médico general en el municipio Marianao. La más importante fiesta popular de La Habana se desarrolla entre el 8 y el 17 de agosto y cuenta con decenas de comparsas, entre las que se destacan los conocidos Guaracheros de Regla, la Giraldilla y los Jóvenes del Este.
Esta fiesta, sin embargo, con los años ha visto deslucir su encanto y disminuir su impacto social. El carnaval tiene ofertas gastronómicas en moneda nacional y en pesos convertibles. Varios cines de la ciudad comenzaron desde el primero de agosto a vender las entradas, a un precio de 5 CUP para las gradas y de 15 para los palcos.
Esos lugares garantizan una mirada más directa hacia el paseo de las carrozas, los populares muñecones y las comparsas que pasen arrollando. A las afueras del cine Payret, una decena de personas aguardaban para comprar sus entradas para el carnaval. Mislaydis Solás nació “cuando ya los carnavales no eran lo que mi abuela me ha contado”.
Aún así, ella asiste cada año porque “es un momento para desconectar un poco y compartir con los amigos”. Varios entrevistados lamentaron el deterioro de estas fiestas populares y los altos precios de los alimentos y bebidas.
“La cerveza está muy cara y si no estás dispuesto a pagar en pesos convertibles, entonces tienes que comprar cerveza de pipa que está muy mala”, explicó Ramón Mustelier, vecino de la calle San Lázaro. La Dirección Nacional de Tránsito advertió del cierre de importantes arterias capitalinas y del desvío del tráfico hacia otras avenidas y calles a partir de las 6 de la tarde durante esos días.
Por su parte, el Ministerio del Interior reiteró la prohibición de ir a los festejos “portando armas blancas o de fuego, así como envases de cristal”.