El delfinario de Cayo Guillermo abre sus puertas de nuevo

El delfinario de Cayo Guillermo abre sus puertas de nuevoLA HABANA,6 dic (PL) Una de las ofertas extrahoteleras más atractivas que ofrece el destino turístico Jardines del Rey es el Centro Recreativo Delfinario Cableski, ubicado en Cayo Guillermo, el cual muestra una imagen totalmente renovada.

Previo al paso del huracán Irma por ese territorio el traslado de los delfines hacia Cienfuegos y su regreso es una de la anécdotas que con mayor emoción relatan entrenadores y trabajadores del centro, quienes se unieron para minimizar el impacto del fenómeno meteorológico y garantizar el pronto regreso de los protagonistas del centro.

La jefa de brigada del delfinario, Adys Gutierrez, comentó a la prensa que actualmente el centro oferta todos los servicios con sus seis delfines, donde se incluyen baños, interacción y plataforma.

De las ofertas, la más popular y completa es el nado, donde el cliente puede permanecer con los mamíferos aproximadamente 30 minutos debido a los ejercicios que realizan en su programa interactivo y en cada actividad pueden estar hasta 10 personas al unísono.

Explica Gutierrez que los delfines se encuentran aptos anímicamente, realizan sus actividades con el carisma y vitalidad habituales, y desde su regreso de Cienfuegos el 21 de septiembre, se apreció que se sentían bien y aunque aún no tenían las plataformas ni se prestaba servicio al público se realizaban los ejercicios con los animales.

Los cinco entrenadores del centro se trasladaron en helicóptero con los delfines y se mantuvieron con ellos hasta su regreso, y hoy se muestran satisfechos de la labor de rescate realizada, donde uno de los mayores intereses fue lograr que los delfines sufrieran el menor estrés y preservar su salud.

Comentó que estos animales pueden estar hasta 72 horas fuera del agua echándole agua fría, por ello utilizan bolsas de hielo y cuando es necesario se comienza a echar agua y acariciarlos para desestresarnos.

Recordó que los mamíferos estuvieron fuera de su ambiente, en áreas más reducidas, con aguas de menor profundidad y diferente calidad, en un lugar ajeno, pero al regresar se recuperaron rápidamente.

La salud de los delfines se cuida con celo, diariamente el entrenador junto con el médico examinan a los animales para saber si están en condiciones de trabajar, analizan su estado de ánimo y físico, y luego determinar si están aptos para brindar servicio, o adoptar otras medidas, como puede ser el aislamiento.