Cumple 109 años el Hotel Plaza de La Habana

Cumple 109 años el Hotel Plaza de La HabanaLA HABANA, 3 ene. Con casi 200 habitaciones para disfrutar de las zonas más concurridas del casco histórico y patrimonial de La Habana, el emblemático Hotel Plaza arribó este miércoles 3 de enero al aniversario 109 de su fundación, informaron medios oficiales.

El céntrico inmueble, que acogiera en sus tiempos de esplendor a grandes figuras como el físico Albert Einstein, la bailarina rusa Ana Pavlova y el astro del béisbol estadounidense Babe Ruth, nació originalmente como la mansión de una adinerada familia habanera, los Pedroso, para después acoger a las oficinas de redacción del Diario de la Marina en 1898.

Al iniciarse el siglo XX fue ampliado y remodelado para servir como hotel conservando en lo principal su decoración y fachadas eclécticas. La ornamentación del vestíbulo principal está elaborada con escayola y yeso policromado, y los pisos son fundamentalmente de cerámicas pulidas.

Con vistas al Parque Central y rodeado de icónicos emplazamientos como la Manzana de Gómez (hoy Hotel Manzana Kempinski), el Bacardí y el Floridita; el Hotel Plaza abrió sus puertas por primera vez en 1906, siendo inaugurado oficialmente en 1909.

Según varias fuentes, fue fundado por el estadounidense Walter Fletcher Smith, diseñado por Ricardo Galbis Abella y construido por la firma neoyorquina Purdy & Henderson.

El hotel fue renovado en 1919 con un jardín en la azotea que incluía un salón de baile y un restaurante. Más tarde, en la década de los 50, se inauguró un casino dentro de sus instalaciones.

Registros del New York Times apuntan a que el inmueble fue propiedad de Angelo Bruno, miembro de una familia vinculada a la mafia norteamericana, quien junto con Joseph “Hoboken Joe” Stassi y su hijo Joe Stassi Jr., era socio del célebre mafioso Meyer Lansky.

El casino fue destruido por las turbas a principios de enero de 1959, cuando el ejército rebelde dirigido por Fidel Castro arribó a La Habana.

Durante la década de 1980, el hotel fue restaurado y reinaugurado en 1991.

Actualmente, cuenta con 188 habitaciones, 15 suites y tres especiales, ocho matrimoniales y 162 dobles; más un mobiliario que conserva piezas de antaño, como los cuadros originales de los pintores Esteban Valderrama de la Peña, Esteban Domech, Federico Siroca y Juan Gil García, entre otros artistas españoles y cubanos.

Posee un Roof Garden en el quinto y último piso, un restaurante-buffet y el bar Fausto, entre otras propuestas culinarias.
Con información de Cibercuba