Cuentapropistas cubanos tendrán que someterse a un examen de suficiencia

LA HABANA, 25 oct. En los últimos días son varias las noticias que están introduciendo cambios en el área del trabajo por cuenta propia en Cuba.

Primero fue la delicada decisión de paralizar la concesión de nuevas licencias ―amparados en el criterio del mal funcionamiento de algunos de los ya abiertos― y luego ha sido noticia el cierre de uno de los más emblemáticos bares de la Habana.

Hoy la noticia es que los cuentapropistas tendrán hasta noviembre para certificar los conocimientos de las labores que realizan.

Los cuentapropistas de algunas áreas estarán obligados, por ley, a certificar sus aptitudes (Foto: bbc)

Medios cubanos de prensa han dado a conocer que los cuentapropistas que no dispongan de un título o certificado que los acredite como capacitados para realizar el trabajo que hacen, deberán dirigirse “a las direcciones municipales de Educación para someterse a la prueba de suficiencia que podría habilitarlos”. 

La directora general de Servicios del Ministerio de Comercio Interior (MINCIN), Mirurgia Ramírez Santana, ha explicado que:

“quienes ejercen oficios relacionados con la elaboración de alimentos, masaje y belleza estética, de alto impacto en la calidad de vida de la población, están obligados por resolución a mostrar la certificación que los califica para esas actividades”. 

Es por tal razón que el Ministerio de Educación (MINED) ―en coordinación con el MINCIN― ha elaborado un plan con el propósito de preparar pruebas de suficiencia dirigidas a quienes, gracias a su experiencia laboral, ya han adquirido el conocimiento necesario, pero requieren un certificado que lo acredite.

La decisión es que:

“Aquellos trabajadores de las nuevas forma de gestión que no aprueben deberán matricular los cursos técnicos por encuentros ofertados por las escuelas del MINED”.

Por el momento más de 2200 trabajadores de todos el país han manifestado su interés por hacer la prueba, y más de 1800 ya la han hecho.

A ello se suma que ya hay aproximadamente 2500 matriculados en los institutos politécnicos de sus territorios, con el fin de adquirir los conocimientos necesarios.
Fuente Cibercuba