Cubanas “en tanga” bailan para altos funcionarios europeos

LA HABANA, 18 dec. Ya ocurrió cuando la llegada del buque Adonia a La Habana. Mulatas semidesnudas se meneaban de un lado a otro portando la insignia cubana y ofreciéndose a los turistas como si fuesen, al igual que el rono el tabaco, otro producto nacional comercializable.

Esta práctica sexista parece ser de exportación y consumo del público europeo, y no nos referimos al que asiste a un cabaret o a un show nocturno en París, sino a altos funcionarios, cuerpo diplomático y ejecutivos de la economía hispano-francesa.

Y es que la Cámara Oficial de Comercio de España en Francia (COCEF) decidió celebrar sus 130 años de creada con un show cubano al estilo de Tropicana: mujeres en tanga bailando para los empresarios que allí se reunían, algo que nada tiene que ver con el intercambio comercial entre ambas naciones, según apunta el diario El País.

El espectáculo, calificado por algunos de los presentes como “inadecuado” y “bochornoso”, tuvo lugar el pasado miércoles en el hotel parisino Intercontinental, donde asistieron más de 200 invitados que presenciaron, junto con la celebración, la gala anual de premiaciones de la COCEF.

“Sorprendió al público la aparición en escena de media docena de mujeres semidesnudas, en tanga y lentejuelas, con gigantescas plumas de colores en la cabeza, cantando el cumpleaños feliz. Después, bailaron boleros. Carnaval en pleno diciembre, Cuba en el menú para los máximos representantes de ambos países, incluido el embajador español Ramón de Miguel, y toque sexista antes de las copas”, relató El País.

De acuerdo con la publicación, el número molestó especialmente al público femenino entre el cual, se encontraban las dos representantes oficiales de la oficina comercial española en París; ambas mujeres: Mari Paz Ramos, consejera-jefa, y Carmen Timmermans, consejera comercial.

“Solo pretendimos organizar algo que quedara marcado, que la gente recordara después, dado que celebrábamos el 130 aniversario de la organización”, dijo un portavoz de la COCEF citado por el diario.
Tomado de Cibercuba