Cuba y Reino Unido, “islas creativas” unidas por la danza contemporánea

11630149wLA HABANA, 31 mar (EFE) Teniendo en cuenta su identidad insular común, Cuba y Reino Unido se unen a través del proyecto artístico educativo “Islas creativas”, donde coreógrafos y bailarines de esos dos países comparten maneras de expresarse en un “espacio de desarrollo y crecimiento mutuo”.

Impulsada por Danza Contemporánea de Cuba, compañía insignia de baile moderno en el país caribeño, y el Consejo Británico, organización internacional del Reino Unido para las relaciones culturales, esta iniciativa responde a la necesidad de propiciar encuentros que estimulen el intercambio artístico bilateral.

En esta primera etapa, el mentor invitado a compartir su saber con los cubanos es el bailarín, coreógrafo y diseñador británico Theo Clinkard, con 20 años de experiencia en escena y una trayectoria en la que sobresale el haber sido cofundador de Probe, reconocido proyecto cuya razón de ser es la colaboración artística.

Tras haber estrenado una obra para la prestigiosa compañía Pina Bausch en Alemania, Clikard llega a Cuba, “más interesado en mirar hacia afuera, hacia la gente, que mirarme a mí mismo”, confesó a Efe.

Para el británico, formar parte del proyecto binacional es “un placer”, sobre todo por tener la oportunidad de conocer Cuba “y la forma en que el arte y el baile están enraizados en su cultura”.

En el ecuador de su estancia de tres semanas en la isla caribeña, Clinkard ha podido darse cuenta de que los bailarines cubanos están “al nivel de los mejores profesionales de Europa” y destacó que su entrega y entusiasmo le han “impresionado”.

Su manera de trabajar se enfoca no tanto en trasmitir como en observar los cuerpos con los que trabaja e incorporar ese conocimiento al proceso creativo, donde el aprendizaje se da como una experiencia más sensorial que impositiva.

“No siento que vengo aquí para dejar una marca en los bailarines, tanto como para escuchar. Para mí enseñar es escuchar y siento que esto se da cuando trabajas con personas diversas (…) Espero estar aquí intercambiando con ellos y su talento, respetándolos y mostrando esto en la escena, en lugar de hacer una pieza mía”, dijo.

Sin nombre aún, la obra involucra a unos 20 bailarines que actúan como colaboradores en la puesta en escena, más centrada en la trasmisión de sensaciones diferentes que en una historia lineal.

El producto final de esta primera temporada de “Islas creativas” será estrenado durante el festival “Mayo Teatral”, los días 20, 21 y 22 de mayo en el Gran Teatro de La Habana “Alicia Alonso”, junto a la coreografía “Tangos Cubanos”, del también británico Billy Cowie.

Antes de este “Programa Británico”, Danza Contemporánea de Cuba repondrá tres piezas de coreógrafos locales: “El Cristal”, de Julio César Iglesias; “Cénit”, de Laura Domingo y “Matria Etnocentra”, de George Céspedes.

“Islas Creativas” representa un “paso superior” en la estrecha relación entre la compañía cubana y el Consejo Británico, dentro de la que se han impartido talleres de técnica de la Danza Moderna Cubana en colectivos como el inglés DanceEast.

A través de diez años de colaboración también han trabajado con Danza Contemporánea los coreógrafos británicos Cathy Marston, Rafael Bonachela y más recientemente Billy Cowie.