Cuba prevé producir 32.000 toneladas de tabaco, el 65 % en Pinar del Río

Cuba prevé producir 32.000 toneladas de tabaco, el 65 % en Pinar del RíoLA HABANA, 5 dic (EFE).- Medios locales informaron hoy que Cuba espera producir unas 32 mil toneladas de hojas de tabaco en la campaña 2017-2018, el 65 % de ellas en las vegas de Pinar del Río, la principal región productora del país.

La Habana, 4 dic (EFE).- Medios locales informaron hoy que Cuba espera producir unas 32 mil toneladas de hojas de tabaco en la campaña 2017-2018, el 65 % de ellas en las vegas de Pinar del Río, la principal región productora del país.

De cara a la próxima cosecha Pinar del Río, dedicará 18.704 hectáreas de sus tierras a plantar 13 variedades de tabaco con la meta de producir 20.623 toneladas de la aromática hoja, componente básico para elaborar los puros habanos, uno de los principales productos exportables de Cuba.

La variedad Habana 92 abarcará el 54 % de la superficie tabacalera en la provincia, junto a las denominadas Corojo 2006 y 2012, que destacan por su gran resistencia ante enfermedades de este cultivo como el moho azul, la pata prieta y la sequía, explicó el especialista del grupo empresarial Tabacuba, Virginio Morales.

La siembra también incluye a las variedades de tabaco tapado, destinado a la obtención de capa, Sol en Palo, Burley, Virginia y Vega Fina.

Indicó que actualmente se trabaja en la preparación de los suelos y de los semilleros con los que se garantizará la postura para cubrir la totalidad del área de siembra programada, según cita la estatal Agencia Cubana de Noticias (ACN).

El experto señaló que la siembra de las plantaciones de la aromática hoja en la zona se prolongará hasta el próximo 20 de enero, debido a un retraso de casi un mes provocado por la incidencia de las lluvias.

En la cosecha 2016-2017 la región de Vueltabajo (Pinar del Río), con fama de producir el mejor tabaco del mundo, logró acopiar unas 19.000 toneladas de tabaco, el mejor resultado de los últimos once años, según evaluaciones oficiales.

El tabaco es el cuarto renglón en ingresos al producto interno bruto de Cuba, que facturó en 2016 unos 445 millones de dólares resultado de las ventas de la empresa mixta cubano-española Habanos.

Esta industria ocupa a unos 200 mil trabajadores en la Isla, que se elevan hasta los 250 mil cuando llega el “pico” de la cosecha.

De cara a la próxima cosecha Pinar del Río, dedicará 18.704 hectáreas de sus tierras a plantar 13 variedades de tabaco con la meta de producir 20.623 toneladas de la aromática hoja, componente básico para elaborar los puros habanos, uno de los principales productos exportables de Cuba.

La variedad Habana 92 abarcará el 54 % de la superficie tabacalera en la provincia, junto a las denominadas Corojo 2006 y 2012, que destacan por su gran resistencia ante enfermedades de este cultivo como el moho azul, la pata prieta y la sequía, explicó el especialista del grupo empresarial Tabacuba, Virginio Morales.

La siembra también incluye a las variedades de tabaco tapado, destinado a la obtención de capa, Sol en Palo, Burley, Virginia y Vega Fina.

Indicó que actualmente se trabaja en la preparación de los suelos y de los semilleros con los que se garantizará la postura para cubrir la totalidad del área de siembra programada, según cita la estatal Agencia Cubana de Noticias (ACN).

El experto señaló que la siembra de las plantaciones de la aromática hoja en la zona se prolongará hasta el próximo 20 de enero, debido a un retraso de casi un mes provocado por la incidencia de las lluvias.

En la cosecha 2016-2017 la región de Vueltabajo (Pinar del Río), con fama de producir el mejor tabaco del mundo, logró acopiar unas 19.000 toneladas de tabaco, el mejor resultado de los últimos once años, según evaluaciones oficiales.

El tabaco es el cuarto renglón en ingresos al producto interno bruto de Cuba, que facturó en 2016 unos 445 millones de dólares resultado de las ventas de la empresa mixta cubano-española Habanos.

Esta industria ocupa a unos 200 mil trabajadores en la Isla, que se elevan hasta los 250 mil cuando llega el “pico” de la cosecha.