Cuba prepara búsqueda de petróleo en Golfo de México

havana-live-oil platformLA HABANA, 10 Nov. (AFP) Cuba está organizando una nueva campaña de perforación para buscar reservas de petróleo en su zona económica del Golfo de México, tras cuatro intentos fallidos y después de revaluar su potencial de hidrocarburos mar afuera, informó este lunes un funcionario local.

“Se está organizado una nueva campaña de perforación que espera comenzarse a finales de 2016, principios de 2017”, declaró a la televisión cubana Osvaldo López, jefe de proyectos de exploración en esa zona del monopolio petrolero estatal Cupet.

López adelantó que las nuevas perforaciones en la zona exclusiva de Cuba en el Golfo, que colinda con las de México y Estados Unidos, serán realizadas a profundidades que superan los 1.500 metros por las compañías venezolana PDVSA y angoleña Sonangol.

“Ya tenemos evidencias de que hay zonas más profundas generando ese petróleo, lo que estamos buscando es la manera dhavana-live-gulf of mexicoe llegar a él”, añadió el funcionario, tras señalar que estudios concluidos recientemente estiman que en esa zona hay “15.000 millones de barriles de reservas extraíbles” de crudo.

PDVSA, la española Repsol, asociada con compañías de India y Noruega; la rusa Gazpromneft (Rusia) y Pc Gulf (Malasia), ya realizaron perforaciones en la zona, pero concluyeron que sus resultados de exploración no ofrecieron perspectivas comerciales.

Cuba produce en pozos en tierra y aguas del mar poco profundas unos 25 millones de barriles anuales de petróleo, que representan casi el 50% del consumo nacional. El resto lo importa desde Venezuela con facilidades de pago.

El crudo cubano es básicamente extrapesado y solo puede destinarse a la generación eléctrica y a la producción de cemento, lubricantes y asfalto, por lo que Cupet apuesta a encontrar petróleo en la zona económica cubana en el Golfo, de 112.000 km2, que ha sido dividida en 59 bloques, 11 de ellos adjudicados en contratos de riesgo con compañías extranjeras.

Alentado por el histórico deshielo, que llevó a Cuba y Estados Unidos a reanudar sus nexos diplomáticos en julio, tras medio siglo de ruptura y enfrentamiento político, el monopolio Cupet se declaró en octubre abierto a hacer “todo tipo de negocios” con petroleras del país norteamericano.