Cuba compró medicinas y equipos a EEUU

El ministro de Salud, Roberto Morales, y Silvia Burwell, secretaria del Departamento de Salud de EEUU, firman un memorando de entendimiento en La Habana, en octubre de 2016. (GRANMA)

LA HABANA, 8 mar. (DDC) El Gobierno cubano compró medicinas y equipamiento médico a Estados Unidos por más de 11 millones de dólares durante los dos últimos años, coincidiendo con la etapa de deshielo en las relacionesbilaterales que promovió la Administración de Barack Obama.

Según un reportaje de Telemundo 51 —que cita estadísticas divulgadas por el Consejo Económico y Comercial EEUU-Cuba (USCTEC)—, las compras médicas de La Habana a firmas estadounidense totalizaron los 6.120.000 dólares durante el pasado año y cinco millones en el 2015, para llegar a los 11.124.594 dólares.

Las exportaciones de productos médicos estadounidenses hacia la Isla en 2016 incluyeron penicilina, insulina, dentríficos, equipamiento de ultrasonido, materiales de laboratorio, prótesis, útiles de cirugía dental y productos oftalmológicos.

“Que el Gobierno cubano haya tomado la decisión política de comprar productos de salud de Estados Unidos es importante, porque contradice la tradicional retórica de que no se pueden adquirir productos de salud debido a las leyes y restricciones vigentes, y que Cuba no los requiere porque produce casi todo lo que necesita”, dijo a Telemundo 51 John Kavulich, presidente de USTEC.

“La distancia entre la política y el comercio se está estrechando, lo cual es magnífico para la comunidad empresarial de Estados Unidos”, consideró.

Las ventas de medicinas y equipos médicos, con carácter restringido, están autorizadas por la Ley de Democracia para Cuba (Ley Torricelli), de 1992, y requieren pago efectivo por adelantado. El USTEC compila registros en esta categoría desde el 2003 y la cifra de operaciones supera desde entonces los 18 millones de dólares.

El informe de USCTEC —una entidad independiente radicada en Nueva York— se basa en los reportes oficiales de los departamentos de Agricultura y Comercio, así como en los registros de compañías exportadoras, pero no incluye los costos añadidos de transportación, recargos bancarios y otros gastos derivados de los envíos de mercancías a Cuba.

Cuba busca comercializar en Estados Unidos una vacuna para controlar el cáncer de pulmón y un medicamento para prevenir las amputaciones en los pacientes con pie diabético.

La Agencia de Drogas y Alimentos de Estados Unidos (FDA) dio autorización al Instituto para el Cáncer Roswell Park para patrocinar un ensayo clínico en colaboración con el Centro de Inmunología Molecular de La Habana para probar la vacuna CIMAvax-EGF contra el cáncer de pulmón.

Pero el impulso de iniciativas similares dependerá del rumbo que tome la Administración de Donald Trump, que ha prometido una “amplia revisión” de la política hacia La Habana.