Cuba combate la escasez de medicinas provocada por su falta de efectivo

En la imagen, un empleado al teléfono en una farmacia en La Habana, Cuba, el 1 de diciembre de 2017. REUTERS/Alexandre Meneghini

LA HABANA, 3 dic. (Reuters) – Cuba está trabajando para solucionar la escasez de medicamentos que comenzó hace un año por su falta de efectivo, dijeron responsables de salud en un artículo publicado en el periódico Granma, del gobernante Partido Comunista.

En la imagen, un empleado al teléfono en una farmacia en La Habana, Cuba, el 1 de diciembre de 2017. REUTERS/Alexandre Meneghini
El sistema sanitario cubano, construido por el difunto líder Fidel Castro, es uno de los logros más preciados de la revolución, ya que produjo resultados similares a los de las naciones ricas utilizando los recursos de un país en desarrollo y pese a décadas de embargo comercial de Estados Unidos.

No obstante, más del 85 por ciento de los recursos que usa su industria farmacéutica son importados, dijo la directora de operaciones de BioCubaFarma, Rita María García Almaguer, en Granma, y Cuba ha estado lidiando para poder pagar a proveedores extranjeros.

El descenso tanto de las exportaciones como de la ayuda de Venezuela, su aliado socialista clave, provocaron una crisis de liquidez que obligó a La Habana a recortar las importaciones el año pasado, contribuyendo a su caída en recesión.

Por lo tanto, la producción de medicamentos se estancó en 2016 y parte de 2017 debido a la falta de insumos, según García Almaguer.

“Al no disponerse de los recursos a tiempo, se detuvo la producción de algunas formas farmacéuticas, que no nos permitió cumplir con el sistema nacional de salud”, afirmó.

Muchos medicamentos comunes, como los anticonceptivos o los que tratan la hipertensión, han sido escasos o inexistentes en el último año, escribió Granma.

BioCubaFarma y el gobierno han estado trabajando juntos desde principios del año pasado para solucionar el problema y garantizar la disponibilidad de al menos un medicamento por grupo farmacológico, dijo García Almaguer.

“En el mes de agosto se comenzaron a realizar reuniones al más alto nivel de dirección, tomando un grupo importante de medidas para lograr resolver, o por lo menos paliar, la situación del desabastecimiento”, dijo en el artículo Cristina Lara Bastanzuri, jefa del Departamento de Planificación y Análisis de Medicamentos, Reactivos y Farmacoepidemiología del Ministerio de Salud Pública.

Según indicó, estas reuniones ayudaron a resolver un problema con los proveedores chinos y aumentar la disponibilidad de medicamentos importados.

“Hoy podemos decir que la industria se ha ido recuperando, mantiene estable la mayoría de sus producciones”, dijo García Almaguer, añadiendo que se centraron en los fármacos para enfermedades graves como el cáncer y el VIH.

El gobierno también reforzó su control de las farmacias a nivel nacional tras detectar cierto grado de actos de corrupción, como la venta ilegal de medicamentos, escribió Granma.

Muchos cubanos se quejan de que cuando hay escasez de medicinas, algunos farmacéuticos venden en el mercado negro lo poco que tienen a precios mucho más altos que los precios estatales subsidiados.